Luego de la investigación que adelanta la Fiscalía General de la Nación por la masacre de tres jóvenes en en Chochó, Sucre, el pasado 25 de julio, el excomandante operativo de la de ese departamento, coronel Benjamín Núñez, se entregó en el consulado de Colombia en Ciudad de México.

A Núñez se le acusa de ser uno de los principales responsables del asesinato de Jesús Díaz de 18 años; José Arévalo de 22 años y Carlos Ibáñez de 26 años, luego de que lo señalaron de accionar su arma de dotación. Por este proceso ya fueron capturados y judicializados otros diez policías como presuntos responsables de este atroz caso.

A los acusados les imputaron cargos y se les impuso la respectiva medida de aseguramiento privativa de la libertad, por hacer pasar a los tres jóvenes como delincuentes abatidos. Durante la audiencia, uno de los policías capturados habló del crimen, confesó que fue el coronel Núñez el que les disparó a los jóvenes a quemarropa.

Con base en los protocolos internacionales, la Fiscalía General esperará su arribo al país para luego presentar al oficial ante un juez de control de garantías legalizar su captura, formularle imputación de cargos y solicitar la respectiva medida de aseguramiento en su contra.

Por admin