Cada año, con el aumento del salario mínimo, los colombianos deben asumir incrementos en el valor del combustible, el Soat, las matrículas, los copagos en el sector salud, entre otros.

Uno de esos aumentos de precios que más preocupa a los colombianos es el  del valor de los arriendos, teniendo en cuenta que en Colombia, según el Dane, más de 5,8 millones de personas viven en esa condición. 

El alza en el valor de los arriendos solo aplica en el momento de la renovación de los contratos.

El aumento está condicionado por el IPC del 2021 y no podrá exceder el 1 % del valor del inmueble.

Por admin