A los 81 años de edad falleció el reconocido periodista barranquillero Andrés Salcedo.

Según informaciones preliminares, el narrador de fútbol murió en una clínica en Puerto Colombia y los motivos serían un infarto.

Salcedo es recordado por ser el colombiano estrella en Alemania, pues con su inigualable voz de narrador deportivo pudo ponerle su sello de autenticidad al fútbol alemán, además del colombiano.

Nacido en Barranquilla en 1940, Andrés Salcedo comenzó a enamorarse de la radio en Mompox y a una corta edad asumió el exigente rol de director en la Radio Guatapurí, en Valledupar.

El presidente Iván Duque reaccionó ante la noticia y lamentó el fallecimiento del locutor, al asegurar que Colombia perdió a uno de los más grandes periodistas.

«Con la partida del reconocido y muy querido periodista y escritor barranquillero Andrés Salcedo González, pierde Colombia a uno de los grandes exponentes del periodismo. A sus familiares y amigos nuestras más sentidas condolencias y sentimiento de solidaridad», manifestó el mandatario.

Sus particulares historias

Andrés Salcedo era recordado, como buen periodista, por contar de una manera atractiva y particular sus historias. Una de las más recordadas fue cuando este barranquillero bailó salsa y compartió en Alemania con los terroristas de Múnich 72.

Era el 17 de agosto de 1972, en la estación de tren de Colonia, cuando su aventura olímpica comenzó al cubrir los Juegos de Múnich para la productora TransTel.

En medio de su emoción por estar en Múnich, una de las ciudades más visitadas de Alemania, Andrés Salcedo decidió visitar un local de salsa que acababa de abrir en uno de los callejones que conducían a la avenida principal del barrio. El local se llamaba ‘Aruba’ «y lo manejaba un judío que hablaba un español bastante potable con acento y expresiones boricuas», contó en su momento el periodista barranquillero.

En ese momento, Andrés Salcedo se percató que a su costado había cinco hombre más, pero que por su «olfato» periodístico se dio cuenta que no eran del mismo oficio suyo.

«Después de dos o tres horas, los cinco hombres se marchaban y al salir del local nos picaban el ojo, que suele ser una señal de empatía en casi todas las culturas que yo conozco», contó en su anécdota el barranquillero.

El narrador deportivo relató en su momento cómo los cinco hombres se intentaban acercar a él, noche tras noche. Andrés Salcedo y su colega nunca supieron quiénes eran y por qué iban todas las nochers allí, sin siquiera beber algún trago.

La sorpresa se la llevó cuando ese entero que los cinco “amigos” del ‘Aruba’ y otros «tres terroristas que nunca estuvieron con ellos en el bar de salsa, fueron autores de la terrible masacre perpetrada el 5 de septiembre por un comando palestino en la residencia olímpica de la delegación de Israel y que, después de hechos que el mundo aún recuerda con horror, fueron abatidos por la policía alemana», contó.

«Nunca antes, en una olimpiada, desde sus orígenes griegos hasta 1972, se había derramado tanta sangre. Toda la prensa alemana publicó las fotos enviadas a los diarios por la Policía. Pertenecían a las reseñas, suministradas por la Interpol, de los ocho terroristas autores de la matanza», concluyó en su particular anécdota.

El Heraldo

Por admin