Ante un informe de la Defensoría del Pueblo, que destacó “avances significativos” en el cumplimiento del Acuerdo de Paz, este domingo el Gobierno Nacional, a través de la Consejería para la Estabilización y Consolidación, insistió en su “compromiso y voluntad política” para concretar lo acordado en La Habana (Cuba).

Según destacó el jefe de esa entidad, Emilio Archila, hay “acciones visibles” que reconocen las comunidades y los organismos de seguimiento para dar cumplimiento al Acuerdo. Precisamente, en su informe, la Defensoría advierte dificultades, pero destaca que han sido atendidas “para enderezar las políticas” que se implementaron con “una indebida planeación”.

“Aprovechando que la Corte Constitucional ordenó que los temas previstos deben trabajarse de manera continua, luego de esta, por dos administraciones más, por 15 años seguidos, como estamos trabajando resolveremos tantos temas que debimos haber solucionado hace décadas, con o sin acuerdos. Para ello es preciso que se construya sobre lo construido”, sostuvo Archila.

El consejero, citando lo dicho por la Defensoría, declaró que el Acuerdo no estaba “planificado ni financiado”. Sin embargo, señaló que hay avances en los 516 indicadores de cumplimiento del Acuerdo y “se han logrado avances claros con víctimas, campesinos, excombatientes, mujeres, etnias, medio ambiente, desarrollo rural, participación política, sustitución de cultivos y otros aspectos”.

Archila resaltó también que hay una manifestación política “clara”, planeación de largo plazo, ejecutorias que deberían asegurar que el proceso “sea irreversible” y garantías políticas y jurídicas, así como programas de sustitución de cultivos ilícitos, Planes de Desarrollo con Enfoque Territorial (PDET) y Desarrollo Rural Integral.

En su informe, la Defensoría hizo un llamado para implementar la especialidad agraria, cuya iniciativa gubernamental se vio frustrada durante la anterior legislatura del Congreso de la República.

Por admin