Durante la vigencia 2021, el HEAD se mantuvo como un Hospital sin riesgo financiero 

Con el fin de mantener a la comunidad informada sobre la gestión que realiza el Hospital Eduardo Arredondo Daza, en cumplimiento a la Ley 489 de 1998, el gerente encargado de la entidad, Placido Vega Cepeda rindió cuentas de la vigencia 2021, destacando algunas acciones que se lograron con el fin de optimizar la prestación del servicio de salud tanto en la zona urbana como rural. 

En 2021, el Hospital Eduardo Arredondo Daza le apostó a mejorar la infraestructura de los diferentes centros de salud, con el fin de brindar un servicio con calidad humana a sus usuarios, especialmente en zona rural, donde con una inversión superior a los 208 millones de pesos dotó con equipo biomédicos las centrales de urgencias de los corregimientos de Patillal y Mariangola, además reaperturó el servicio de odontología en Los venados y Badillo; y le  habilitó los servicios de atención prioritaria, toma de muestra de laboratorio, citología y procedimientos menores en Aguas Blanca. 

Placido Vega Cepeda, gerente (e) HEAD

Así mismo se destacó por haber terminado la vigencia sin riesgo financiero, esto teniendo en cuantas las mediciones que anualmente hace el Ministerio de Salud a los hospitales públicos. “A pesar de la pandemia y las situaciones atípicas que se vivieron en esta vigencia, el HEAD puede abanderar que terminó sin riesgo financiero; y ese es un balance positivo. Se plantearon las estrategias cumpliendo con los lineamientos del Ministerio de Salud, se reaperturaron servicios,  remodelaron sedes y se hicieron las adecuaciones necesarias con el fin de brindar un mejor servicio a nuestros usuarios”, expresó Placido Vega Cepeda, gerente (E) del HEAD. 

Durante la audiencia de rendición de cuentas, Vega Cepeda destacó además la intervención hecha al área de consulta externa del CDV que permitirá una mejor atención a los habitantes de la comuna 4, la culminación del área de urgencias de San Martín que será abierta a la comunidad una vez esté completamente dotada y el impacto que tienen las jornadas extramurales, facilitando el acceso a los servicios de salud de la población vulnerable.