El maestro Rafael Escalona Martínez es una de las mayores glorias de la música vallenata, quien no solo le dejó al género una estela de éxitos compuestos por él, sino también un camino internacional labrado.

Para reconocer la grandeza de este hombre capaz de imaginar que podía construirle a su hija una casa en el aire, para que nadie se la enamorara, la alcaldía de Valledupar le construyó un monumento en Patillal, su tierra natal.

El alcalde de Valledupar, Mello Castro González, señaló sobre la obra que “es una inversión que hacemos desde la Oficina de Cultura a través de una convocatoria totalmente pública. El maestro con sus canciones abrió las puertas al folclor vallenato, lo vistió de corbata y gracias a él somos reconocidos a nivel mundial”.

El monumento tuvo un costo de $100 millones y busca potenciar el turismo en la región, que es ícono del turismo en la zona norte de Valledupar.

“Es un orgullo muy grande para toda la familia del maestro Escalona que en su tierra natal se le haga este reconocimiento a través de este monumento, estamos muy contentos y agradecidos con todo el pueblo de Patillal y con la administración municipal”, manifestó Rafael Escalona Bolaño, hijo del fallecido compositor.

La obra denominada ‘Escalona’ fue creada por el escultor Carlos Misael Martínez, mide 3.50 x 4.0 metros de ancho ubicada sobre un pedestal de 4.0 x de 5.0 metros de alto y fue realizada con técnica mixta con Yelcopox, resina epoxica, hierro, hormigón y fibra de vidrio.

Por admin