Con un conversatorio y concierto sinfónico, en la plaza principal de Becerril, se conmemoró el aniversario treinta de la muerte del cantante Rafael Orozco. En el evento estuvieron figuras del folclor como, el compositor Fernando Meneses, los cantantes Andrés Portillo Córdoba, Jonathan Bornacelli y Jorge Aragón Orozco, más conocido como ‘Yo me llamo Rafael Orozco’.

De igual manera se llevó a cabo una eucaristía a cargo del párroco Aldemar Ardila Duarte, la presentación musical de los Hermanos Orozco-Díaz, conversatorio con Tomás Darío Gutiérrez Hinojosa y diversos invitados, entre ellos el acordeonero Emilio Oviedo Corrales, con quien Orozco inició en el ámbito musical imponiendo el éxito ‘Cariñito de mi vida’.

“Era un cantante diferente a todos los artistas que tenemos. Cuidaba mucho sus presentaciones, el repertorio de sus canciones siempre será recordado por todos los amantes del vallenato”, recalcó Oviedo.

Su muerte

El intérprete de ‘Relicarios de Besos’, ‘Decidí cambiar’, ‘No pasará lo mismo’, ‘Sombra perdida’, fue asesinado a las afueras de su casa en Barranquilla, hace 30 años, mientras celebraba una reunión de sus hijas. El artista tenía 38 años. Sin duda, fue un hecho que conmocionó no solo al vallenato sino a todo el país.

Después de seis años de investigación, la Fiscalía de Barranquilla determinó que José Reinaldo Fiallo Jácome, conocido como ‘El Nano’ Fiallo, vinculado a un cartel de la costa atlántica, fue el autor intelectual del homicidio por motivos pasionales.

Cabe recordar que Rafael José cautivaba con su voz de extenso registro, al sonar idéntica en vivo y en los LP. De igual manera en televisión llamaba la atención por su vestuario de vanguardia, con sacos de gala y detalles brillantes, como el oro.

Por admin