Por: Miguel Aroca Yepes

Esto no es con viacrucis, es con policías en los semáforos, convertidos en nuevos focos delincuenciales en Valledupar, una buena estrategia para contener la ola delincuencial, al menos en esta modalidad.

En los semáforos a usted lo acechan los delincuentes simulando la venta de bolsas de basura, limpia vidrios y otros servicios, pero es el señuelo para atracarlo, en el mejor de los casos, porque en el peor, puede hasta morir.

Por ningún punto baje el vidrio de su vehículo porque le arrojan escopolamina o burundanga y lo atracan, justo cuando el semáforo está en rojo.

Mucho cuidado porque hasta se le meten al carro, lo encañonan, lo violentan y lo matan.
Es la nueva modalidad criminal, ni tan nueva, ya es serial: primero matan y después atracan.

A Dios orando y con el mazo dando, porque el psicópata no siente culpa ni arrepentimiento después que asesina por un celular.

Va a lo que va el desadaptado en medio de sus bacanales sociopatáticas, a cegar la vida como atajo más fácil, para después robar y hacer orgías con sus víctimas.