Marcelo Pecci, un reconocido fiscal paraguayo que se encontraba descansando unos días en Cartagena, fue asesinado este martes mientras disfrutaba de su luna de miel en la heroica.

Minutos antes del crimen, el fiscal especializado contra el crimen organizado, narcotráfico, lavado de dinero y financiamiento del terrorismo publicaba en sus redes sociales como estaba pasando su luna de miel en compañía de su esposa, la periodista Claudia Aguilera, cuando sin imaginar lo que iba a pasar ocurrió el homicidio, la misma mañana de este martes, Aguilera había publicado en sus perfiles de redes una fotografía desde las playas de Barú, anunciando que estaba embarazada.

Según reporte preliminar que circula entre agentes de inteligencia y las autoridades, Pecci fue asesinado a las 10:45 de la mañana de este martes por sicarios que se desplazaban en motos acuáticas y que interceptaron la lancha en la que se trasladaba el funcionario.

Según el mismo informe, Pecci ingresó a territorio colombiano el día 5 de mayo por el aeropuerto de Cartagena, Rafael Nuñez, procedente de Asunción, Paraguay. Desde su llegada a la ciudad amurallada se hospedó en el hotel Royal, pero el 6 de mayo se traslado al hotel Decameron Isla Barú.

Por su parte la Armada Nacional adelanta un plan candado en las costas cercanas a donde ocurrió el homicidio del fiscal paraguayo, para establecer la ruta de escape que usaron las motos acuáticas y dónde se transportaban los sicarios.