La Pastoral Social de las comunicaciones de la Diócesis de Valledupar, liderada por Monseñor José Vélez Isaza, preocupados por el bienestar emocional de los comunicadores y periodistas de Valledupar, desarrolló este reciente sábado el Primer retiro espiritual fundamentado en adentrar en el Ser como tal de estas personas, que en su diario vivir, deben enfrentarse a diversas situaciones que de algún u otro modo pueden incurrir en alguna afectación de sus emociones como seres humanos comunes y corriente.

Nolberto Mogollon coordinador Pastoral de las comunicaciones y el padre Geomar Córdoba (conferencista)

El presbítero y coordinador de la Pastoral de las comunicaciones, Nolberto Mogollón en conversación con CerroMurillostereo.com dijo que la preocupación ha sido siempre que los periodistas no solo tengan una preparación intelectual en su campo de trabajo, sino también estar cercanos a ese ser supremo “Dios”, de estar cercanos a ese sufrimiento que muchas veces se padece en el ejercicio de su profesión. El sacerdote citó a los periodistas y reporteros gráficos que hacen cubrimiento en zonas de conflicto, de guerra, refiriéndose a los casos más recientes en los que les ha tocado hacer cubrimiento, como en Rusia, Ucrania y otros países en conflictos, considerando que debe haber un equilibrio entre el Ser emocional y el  quehacer de la persona.

Desde la Pastoral de las comunicaciones, consideran que los comunicadores y periodistas o el ser humano como tal en su quehacer, no equilibra el quehacer diario con la parte espiritual, por lo que consideran ellos que llegará un momento en que se debilita y cae en todo, porque los fundamentos se deterioran si uno no los va cuidando. En el evento se destacó la participación de periodistas como Aquiles Hernández, Carlos Mario Jiménez, Jorge Laporte, Andreina Galves, Karolaine Luckert, Hender Lara, José Urbano Cespedes

Finalmente el padre Mogollón hizo un llamado a los comunicadores y a la ciudadanía en general a que en esta temporada de Semana Santa, tengamos un acercamiento más profundo con Dios, “estamos en tiempos difíciles, en tiempos de guerra, también un tiempo de alejamiento de las personas hacia Dios, es el momento de acercarnos, de buscarlos y de estar más en comunión con él” agregó el presbítero.

Asistentes de Izq. a der. Elba Boneth, Josefina Jimeno, Martha Rivas y Perla Marina Escalona