El Gobierno del Cesar le sigue cumpliendo a esa comunidad, en el camino a Zona Libre de Inequidad Social

Los renglones de la historia de Saloa siguen cambiando; este corregimiento de Chimichagua que por décadas ha sido solo receptor de noticias que dan cuenta sobre el desarrollo de otras regiones, pasa a convertirse en protagonista de un modelo de inclusión en el Cesar.

El Gobierno del Cesar adjudicó el contrato de construcción de la plaza principal y escenario recreo-deportivo en este centro poblado, una nueva muestra del cumplimiento del propósito del Plan de Desarrollo Lo Hacemos Mejor de llevar a Saloa hacia una Zona Libre de Inequidad Social.

Esta obra de infraestructura, que tendrá una inversión de $4.800 millones, permitirá a los habitantes de este corregimiento realizar eventos sociales, realizar actividades físicas, recrearse y generar actividades de sano esparcimiento, al nivel de las noticias que siempre han escuchado.

“Esta sí que es una excelente noticia, porque necesitábamos este espacio que ahora nos abre la puerta a la recreación. Aunque busque, no hay otra palabra para definir esto que con excelente”, sostuvo Edgar Royero, líder social de Saloa.

La construcción de este escenario que le recorta ventaja a la inequidad fue adjudicada mediante licitación pública al Consorcio Escenarios Públicos 2022, quienes tienen la instrucción del Gobierno del Cesar de que su obra contribuya con mejorar las condiciones para la práctica deportiva de sus 3.500 habitantes, generar espacios sociales y que garantice áreas para eventos socio culturales.

“Estamos muy agradecidos con el Gobierno del Cesar. Han sido muy amables en poner sus ojos en nosotros, en no solo hablar de proyectos, sino de hacerlos realidad y de tener el propósito de continuar con todo”, señaló Royero.

En Saloa, el Gobierno del Cesar también adelanta la construcción del alcantarillado, cuya ejecución es superior al 65%, tras una inversión de $11.000 millones; sumado al contrato de construcción de 2,8 kilómetros de vías urbanas por $6.000 millones; un aulario para 300 niños, cuya inversión es de $6.300 millones; y el mejoramiento de vivienda para beneficiar a 80 familias, con una partida presupuestal de $1.066 millones. Todas las obras generarán 100 empleos directos para los habitantes de la población.

“Quisiera que me dijera alguien cuál otro gobernador ha hecho todo lo que se está haciendo en este pueblo, como el alcantarillado, la pavimentación, la plaza pública y el parque, que hace años que le hicieron una banquita que ya hasta desaparecieron, además ahí queda la iglesia y es donde nos reunimos para compartir en comunidad”, sentenció el líder Edgar Royero.