Directivos de la Fundación para el Desarrollo de la Infancia, la Adolescencia y la Juventud, Fundinaj, señalados por la Fiscalía General de la Nación, de cometer vejámenes sexuales en contra de menores de edad a su cargo en un hogar de paso administrado por el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, ICBF, fueron trasladados a diferentes centros carcelarios de Bogotá, donde permanecerán recluidos mientras continúa el proceso en su contra y enfrentan un juicio,  ya que en las audiencias preliminares no aceptaron los cargos imputados.

Se trata de Rosa Virginia Laguna y su esposo Robert Emilio Fernández Tovar, y el hermano de este Lenin José Fernández Tovar.

El traslado se hizo efectivo luego que el Juzgado Tercero Penal Municipal con funciones de control de garantías de Valledupar, ordenara la prisión intramural en noviembre de 2021.

En el caso de Robert Emilio y Lenin José Fernández Tovar, el centro de reclusión al que fueron trasladados fue la Cárcel La Picota, mientras que Rosa Virginia Laguna, fue llevada a la cárcel del Buen Pastor.

Cabe recordar que estas personas enfrentan un proceso por los delitos de acceso carnal violento en concurso heterogéneo y acto sexual violento en concurso homogéneo y sucesivo, en los que no tienen ningún tipo de beneficios en cuanto a la prisión domiciliaria o subrogados de pena, ya que esto lo prohíbe el Código de Infancia y Adolescencia.

Asimismo es de precisar que la investigación en su contra inicio cuando una de las presuntas víctimas denunció el caso, por lo que la Fiscalía en conjunto con el ICBF procedieron a indagar qué sucedía al interior de dicha fundación que atendía a al menos 70 niños, los cuales fueron evacuados tras conocerse los supuestos hechos.

Por admin