En la mañana de este 7 de enero, el Ministerio de Salud, a través de un comunicado, informó los cambios en los lineamientos de aislamiento y toma de pruebas para casos sospechosos de covid-19.

La decisión, explica el ministro Fernando Ruiz, se toma de acuerdo con la situación epidemiológica actual, los avances en el Plan Nacional de Vacunación y la alta proporción de la población previamente infectada con el coronavirus.

Sobre el aislamiento preventivo, el ministro anunció que se reducirá de 14 a 7 días a partir del primer síntoma. Esto sin importar su estado de vacunación.

«Lo más importante, eso sí, es que ese aislamiento sea lo más temprano posible para que contribuya a cortar la transmisión”, señaló Ruiz.

Por otro lado, el ministro de Salud indicó que estas personas, en especial si son jóvenes, no requieren realizarse una prueba «dado que la sintomatología ya es una evidencia concluyente de la posibilidad de presencia de una infección por la variante ómicron«.

​Sin embargo, aclaró que personas sintomáticas con comorbilidades, mayores de 60 años o menores de 3 años deben consultar a su EPS o IPS para que les haga seguimiento y, si es el caso, se realicen los exámenes necesarios.