En redes sociales circulan dos videos en los que se evidencia la agresión de la diputada de La Guajira, Oriana Zambrano, contra varias personas, en medio de una discusión por la posesión de un predio en el sector de Marbella, en Riohacha.

En la grabación se puede ver a Zambrano discutiendo con las personas y lanzar una patada contra el celular en el que una de las personas está grabando.

En otro de los videos se le ve alegando con una persona a la cual se acerca y también la agrede.

En un comunicado la diputada afirmó que lamenta la situación y pidió disculpas a la ciudadanía por estos hechos y a su partido, el Conservador “por nuestra reacción producto la emotividad que genera el ver los sueños de tener casa propia destruidos por personas que actuando de manera ilegal y con mala fe atropellan los derechos de una ciudadana que también es humana”.

Explicó que el predio por el cual estaba discutiendo cumple con toda su documentación, pero que una persona del sector hizo un cerramiento desde el mes de agosto, declarándose propietaria de todos los predios.

“Esta persona se identifica como Neivis Ibarra de Castro y los propietarios afectados interpusimos ante la Inspección de policía querella policiva que tuvo como decisión final reconocer el ilegal cerramiento y ordenándose el retiro del mismo, mediante Resolución proferida por la Secretaria de Gobierno del Distrito el pasado martes 12 de enero de 2021”, precisó.

Agregó que en diferentes oportunidades ha acudido a la Policía y a la Fiscalía denunciando la ocupación ilegal, tanto del predio, como de algunas vías del barrio.

“Con ocasión de estos mismos hechos he recibido llamadas de parte de la perturbadora de la posesión en tono amenazante. El día 2 de diciembre de 2021, estando estacionado mi vehículo en la puerta de mi vivienda, este fue objeto de un ataque con piedras que destruyeron el panorámico, hecho este realizado por motorizados captados por las cámaras de seguridad, el cual fue debidamente reportado a las autoridades competentes”, relató la diputada.

Sobre el día de la discusión, indicó que varias personas ingresaron de manera violenta al terreno, rompiendo la cerca y el candado exigiendo la salida de quienes lo cuidaban, que son personas de la tercera edad.

“Llamé a la Policía, pero hicieron caso omiso a las solicitudes que se le hicieron, respondiendo con improperios y actitudes temerarias, lo que provocó desafortunadamente que las cosas pasaran a mayores y hubo actos agresivos de parte y parte”, explicó.

Finalmente, y después de una reunión con la Policía y la Secretaría de Gobierno distrital, se ordenó a esas personas desalojar los obstáculos puestos y se concluyó que se debía suscribir un acta de convivencia ciudadana, la cual deben cumplir.

Por admin