Este miércoles en horas de la mañana, el Gobierno en cabeza del presidente Ivan Duque, destituyó al director del INPEC, general Mariano Botero Coy, así como también al director de la cárcel La Picota, coronel (r) Wilmer Valencia, tras presentarse un informe especial a través de un medio nacional en el que se evidenció las condiciones especiales de las cuales gozaba el empresario Carlos Mattos en prisión.

Según el informe presentado ante la opinión pública se registró, por varios días, las salidas del empresario Carlos Mattos de su sitio de reclusión, mientras es procesado por el caso Hyundai, cabe recordar que desde que fue extraditado desde España, el imputado fue cobijado con detención extramural en la cárcel La Picota de Bogotá.

Se pudo observar en los videos dados a conocer por el medio de comunicación, la forma como Carlos Mattos gozaba de beneficios tal como se ve en el material, allí dan constancia de como el pasado 25 de febrero el empresario, fue escoltado por hombres del Inpec tras salir de su sitio de reclusión, durante el seguimiento también se observa cuando llegan a un edificio de su propiedad, ubicado en el norte de la ciudad.

Luego en las imágenes se observa cómo un guardia del Inpec se baja del puesto de copiloto , mientras en la parte de atrás se baja el empresario Carlos Mattos, con una actitud serena y sin problema alguno, caminando solo y entrando al edificio, donde fue atendido por personas que lo esperaban en el lugar de forma libre y sin ningún tipo de custodia.

Posteriormente a este escándalo se pronunció el abogado Iván Cancino, quien explicó que su apoderado había salido de la cárcel con permisos, la mayoría asociados a razones médicas, aunque también aclaró que en una ocasión este tenía una cita con Jorge Mattos, hermano del empresario, y se llevó la sorpresa de ver a su apoderado en el sitio pactado para el encuentro sin explicación alguna.

Manifestó también el jurista que todos los permisos con los que ha salido Carlos Mattos, tiene entendido, son reales. Aclaro que no tiene dudas de él, además porque he estado con él en dos o tres citas médicas, concluyó el abogado del procesado.