Por: Miguel Aroca Yepes

El ganador en el Cesar no es Ape Cuello, es Cielo Gnecco, quien en los comicios de este 13 de marzo supo equilibrar las cargas electorales para sacar Senador a José Alfredo Gnecco, y tres Cámaras en cabeza de José Eliécer Salazar, Carlos Felipe Quintero y Libardo Cruz.

Otro suceso politico lo marca el expresidente y Jefe del Partido Liberal, César Gaviria Trujillo, hoy convertido en el “Yoli”, pues con quien haga alianza, seguramente inclinaría la balanza.

En política hay que sumar, estrategia a la que hoy apela Gustavo Petro con el Pacto Histórico, dejando de ser el llanero solitario, para acercar partidos tradicionales, bases partidistas, barones electorales, gremios, líderes sociales, fuerzas cívicas, empresarios, iglesias, sindicatos, conglomerados económicos y demás actores de un espectro político universal.

El voto de opinión es otro aliado determinante en la aspiración presidencial del Jefe de la Colombia humana, junto a sólidas propuestas encaminadas a adquirir a nombre del Estado las tierras ociosas para ponerlas a producir.

“¡Otro es el que expropia!”, ha dicho Petro, en alusión a los Fondos Privados de Pensiones, renta que podría liberar al Estado de la carga pensional que asume.

El expresidente Gaviria ha trazado lo que ha denominado líneas rojas, que no son negociables en temas de expropiación, reforma Constitucional para la reelección, autonomía del Banco de la República, renta básica para 38 millones de colombianos, reactivacion del campo y fortalecimiento de la justicia y la educación.

El desvanecimiento de la estrategia del miedo y el engaño, con el viejo y conocido truco de la expropiación es un cuento trillado, que ya no convence al más incauto de los mortales.

Un gobierno nacional con el sol a las espaldas, ¿qué le puede ofrecer al Dr. Gaviria?, si cuando tuvo como hacerlo en cargos representativos, desconoció a su hijo Simón, trance que aprovechó para hacer maestría en gobierno y política en la Universidad de Harvard, y ahora el expresidente es consciente de que debe alejarse del gobierno Duque y del Centro Democrático, porque considera que no hacerlo sería “más de lo mismo”.

Los contradictores de Petro disfaman sus propuestas con mentiras, diciendo que va a expropiar los dineros de las pensiones, que dicho sea de paso, ya están expropiados por los Fondos Privados y las EPS que se roban el 30% de la salud, enfatiza el líder del Pacto Histórico.

En carta blanca, los 18 billones de pesos anuales que manejan los Fondos Privados, se le inyectarían a Colpensiones para mayor cobertura pensional o cantidad periódica, temporal o vitalicia que paga la seguridad social por razón de jubilación.

La política debe ser la ciencia de la conciencia y no la ciencia del negocio, elucubra con todas las letras el profesor y escritor, Jaime Gómez Bolivar, porque en su criterio ello degenera en corrupción, en la medida en que esas coaliciones se conviertan en un caballo de troya, literalmente por aquel viejo aforismo que dice:

“Lealtades anunciadas y refrendadas, traiciones a la vuelta de la esquina; alianzas solemnes, celebradas y aplaudidas se convierten en peleas”.

Por admin