Hasta el próximo 16 de diciembre estará activo en el país el segundo ciclo de vacunación contra la Fiebre Aftosa, Brucelosis Bovina y Rabia de origen silvestre, iniciativa a la que se suma el departamento del Cesar según la resolución emitida por el Instituto Colombiano Agropecuario ICA.

El objetivo es proteger el hato ganadero y consolidar la apertura de nuevos mercados internacionales para los productos pecuarios colombianos. En el departamento del Cesar, la meta es mantener el estatus libre de aftosa al igual que en todo el territorio nacional y así mantener la productividad.

Hernán José García Aragón, representante legal de Fegacesar, informó que la federación está autorizada para desarrollar las jornadas en los municipios de Valledupar, San Diego, Pueblo Bello, La Paz y Manaure Cesar, donde se exhorta a los ganaderos a vacunar sus animales. 

Afirmó que el gremio debe cumplir con esta obligación para mantener sano su rebaño, y así poder seguir las exportaciones y mantener una productividad de alto nivel. La meta es aplicar 300.000 vacunas bovinas y 230.000 bufalinas.

Destacó que el peligro de que los animales contraigan esas enfermedades, está en el contrabando de semovientes proveniente de Venezuela, a través de La Guajira y de la Serranía del Perijá. “Los ganaderos han sido responsables con la vacunación con una cobertura del 99%, pero lamentablemente la frontera es muy amplia y se hace difícil controlarlo, sin embargo, la Policía a través de la Polfa y el ICA, mantienen operativos de control que han ayudado a contrarrestar la situación”.

Por admin