Por Enrique Valencia

Finalizando el periodo de gobierno de GEOBERTO RUIZ, como alcalde de el municipio de El Paso – Cesar, en el año 2000, se dio inicio a la construcción del mercado público del corregimiento de la Loma de Calenturas, por un periodo de duración de seis meses en un área de 12.500 metros cuadrados que equivale a un cuarto de hectárea, cuyo valor fue de 60´000.000 millones de pesos, donde el salario mínimo en ese entonces era de 260.100 pesos aproximadamente, el mercado tuvo un avance significativo donde propios y extraños esperaban  que la siguiente administración concluyera la obra y este entrara en funcionamiento, cosa que no se dio y aun desconocemos las razones del por qué?.

Han pasado administraciones tras administraciones y han sido ciegos, sordos y carentes de visión debido a que este pueblo con mas de 21.000 habitantes necesita un mercado público.

Retrocedemos al pasado cuando la población no era extensa en la década de los 90, había personas reconocidas en la actividad en la venta de bastimento, estos son algunos de ellos: La señora Tomasa Hernández Pereda, Rafael Meriño, Edulfa Robles, Canacho, mas conocido como ¡muela sucia!, OscarPallares, entre otros. Se fueron de este mundo con la ilusión de ver materializada esta obra, la misma ilusión que aun tiene ¡la negra Cervantes! Y Corina Blanco que aún siguen con nosotros.

Visitamos las instalaciones de nuestro mercado y su alrededor, donde pudimos escuchar inquietudes de mujeres que hoy se dedican a la venta de comidas.

Isabel Nieto le pide a la administración que haga presencia en este lugar para que ellos puedan darse cuenta en las precarias condiciones en las que se encuentra, y da gracias a Dios y a sus clientes poder vender las comidas que prepara, ya que este no es un sitio digno.

Damaris pide que la administración se ponga la mano en el corazón, y les adecuen unas colmenas dignas, ya que han pasado muchas administraciones y no han hecho nada, pero todas han prometido construirle un lugar adecuado en el momento de sus campañas políticas.

Karen Córdoba manifiesta que le arreglen el mercado y sus colmenas para poder así realizar sus actividades dignamente y así llevar el pan a la mesa de sus hogares, ella dice que, si se acondiciona el mercado, muchos podrían vender sus productos y así tendrían mas ganancias y mas visitantes ya que sería un ambiente más agradable.

Es necesario recalcar que necesitamos la plaza de mercado, ya que esto ayudaría a descongestionar el tráfico en la calle central.

Que ahora está funcionando como plaza pública, teniendo en cuenta los 13.000 millones de compensación que tiene la multinacional Drummond para una obra de gran impacto, ¿Creé usted que la plaza de mercado no lo sería?​