Desde este 2 de mayo los 1.300 internos de la Penitenciaría de Alta y Mediana Seguridad de Valledupar, conocida como `La Tramacúa’, iniciaron una huelga de hambre.

Así lo hicieron saber a través de un comunicado firmado por el Movimiento Nacional Carcelario, en que además indicaron que aparte de la huelga de hambre harán una jornada de desobediencia pacífica, ambas indefinida ya que están indignados por la continua y sistemática violación de sus Derechos Humanos y dignidad y después de agotar en varias oportunidades las vías del diálogo y jurídicas sin haber encontrado solución alguna.

Indicaron manifestaron que tomaron las vías de hecho y el ejercicio del derecho a la protesta pacífica hasta tanto el Gobierno nacional y las instituciones que lo representan en materia penitenciaria y carcelaria no se comprometan a darle solución de fondo a las numerosas problemáticas y necesidades que afrontan. los privados de la libertad en este centro de tortura.

Entre el pliego de peticiones están: garantías que les permitan tener una vida digna a pesar de sus condiciones de prisión.

Adecuación de la infraestructura para las visitas íntimas en concordancia con la normatividad que protege la dignidad humana para internos y visitantes.

Prestación oportuna y eficiente del servicio de salud.

Que los organismos de control hagan una veeduría permanente al operador de salud.

Adecuado servicio de alimentación.

Abastecimiento y precios justos en el expendio, papelería y telefonía. Eficiente prestación del servicio del área jurídica.

Que las visitas familiares incluyan a hijos menores de edad, como también garantías y un trato respetuoso a los familiares durante el ingreso y requisas.

“Para negociar nuestro pliego de peticiones solicitamos la presencia de los funcionarios del INPEC, USPEC y Ministerio de Justicia con facultades de decisión”, se lee en apartes del comunicado.

Por admin