Elías Mejía, habitante de la vereda San Francisco, del corregimiento Dios me ve, en Chimichagua, por fin gozará de energía eléctrica en su casa, por eso animado asistió al acto de inicio del proyecto de electrificación rural financiado por el Gobierno Lo hacemos Mejor y que beneficiará a seis veredas de ese municipio.

Jacob Jiménez, presidente de la junta de acción comunal de la vereda El Carmen, otra de las beneficiadas, manifestó que «esto es un proyecto que es un hecho, por eso agradecemos al gobernador encargado por venir hasta acá. Necesitábamos esa gran inversión».

Este proyecto se convierte en un verdadero hito histórico para la población rural de Chimichagua, que por fin verá terminarse «la época del mechón», tal como lo aseveró el gobernador encargado del Cesar, Andrés Meza Araujo.

Ante líderes de las veredas Higo Amarillo, El Carmen -donde tuvo lugar el inicio de obra-, Nuevo Carmen, El Tesoro, San Francisco y Portugal, el mandatario (e) departamental afirmó que desde sus comienzos el Gobierno del Cesar viene manifestando su cariño por Chimichagua, por ello ha emprendido proyectos estratégicos a favor de su población, como este que favorece a 210 familias a lo largo de la Ruta Cítrica del Cesar.

«Nunca antes en la historia un gobernador había invertido tanto en Chimichagua, más de 120.000 millones en distintos proyectos hasta 2023. Este proyecto de electrificación rural se adjudicó en febrero y estamos aquí dándole inicio. Se acabó la época del mechón, esto va a permitir dignificar la calidad de vida y podrán trabajar mejor el campo», precisó.

A su vez, Meza Araujo pidió al contratista de obra celeridad y compromiso para ejecutar este proyecto en los ocho meses estipulados en el contrato, y que los empleos que se generen sean destinados a los habitantes de estas veredas.

A su turno, el alcalde de Chimichagua, Celso Moreno, destacó que este proyecto lo pedían con insistencia los campesinos desde hace más de 50 años. «Estas obras son de vital importancia para las comunidades. Va a dignificar porque en el campo podrán ver la televisión, tomarse el agua fría», enfatizó.

Por su parte, Manuel Mejía, secretario de Minas del Cesar, expresó que «fue muy satisfactorio cuando adjudicamos porque con este proyecto resolveremos un problema histórico para que a partir de ahí la comunidad se dedique a otras actividades que puedan mejorar el quehacer del campo. Este gobierno lo que ha tenido es el compromiso con la comunidad».

El proyecto de electrificación rural, que se ejecutará en un plazo de ocho meses, concibe la instalación de 59 kilómetros de redes de mediana y baja tensión, así como 30 transformadores de energía; también se remodelarán las redes de distribución de energía y se atenderá la escuela rural Samuel Arrieta.

Actualmente en Chimichagua el Gobierno Lo hacemos Mejor ejecuta importantes proyectos como la construcción del alcantarillado sanitario del corregimiento Saloa, que reporta un avance del 40%, y la contratación del plan vial, que pavimentará más de 30 kilómetros de vías secundarias y terciarias del municipio.

Por admin