Este jueves se inició la extradición de Juan Orlando Hernández, expresidente de Honduras, a Estados Unidos, semanas después de que la Corte Suprema en Tegucigalpa ratificará su decisión de entregarlo a ese país y rechazará un último recurso de amparo que presentó la defensa.

Juan Orlando Hernández, ex presidente de Honduras.

Con un fuerte operativo de seguridad de unos 800 a 1.000 miembros de la Policía Nacional, Hernández fue trasladado en un helicóptero al aeropuerto Toncontín de Tegucigalpa desde donde viaja bajo custodia de agentes de la Administración de Control de Drogas de Estados Unidos, DEA.

Momentos del desplazamiento de Hernández custodiado por las fuerzas militares

La esposa de Hernández, Ana García, publicó un video del expresidente en su cuenta de Twitter:

“La verdad es una fuerza liberadora cuando es revelada, es mi oración, la de mi familia y la de miles de familias hondureñas, para que la verdad sea revelada y prevalezca en mi caso. Soy inocente, lo he sido y soy tratado injustamente por los proceso”, dijo.

“Ustedes saben que trabajé incansablemente para restaurar la paz en Honduras. Dimos nuestro máximo esfuerzo por nuestra nación, y es lamentable que los que convirtieron a Honduras en uno de los países más violentos de la Tierra, esos villanos, ahora quieran ser héroes”, dijo Hernández en el video, cuya fecha de grabación se desconoce.

En enero pasado Estados Unidos solicitó a Honduras la entrega de Hernández, que enfrenta cargos relacionados con el tráfico de drogas.

El exmandatario, que está recluido en la Dirección Nacional de Fuerzas Especiales de la Policía Nacional desde el 15 de febrero,  se ha declarado inocente de todos los cargos en varias ocasiones. Insiste en que no es narcotraficante, y asegura que durante sus ocho años de gobierno ayudó a combatir este delito junto a agencias de EE.UU.