Los 52.000 habitantes en la cabecera de Codazzi no sufrirán más por la falta de continuidad de agua potable. Esta problemática histórica en el municipio por fin tendrá solución, con la puesta en marcha por parte del Gobierno del Cesar, de la primera fase de construcción y optimización de la conducción de las redes del acueducto urbano. 

El proyecto tiene una inversión de 13.000 millones de pesos, y es financiado en un 40% por la administración departamental, y el 60% restante por el Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio, en un respaldo más del Gobierno Duque al desarrollo del Cesar. Las obras tendrán un plazo de ejecución de 13 meses e impactará a todo el perímetro urbano, sobre todo a barrios como Socorro, Sena, Estadio y Los Juguetes.   

Contempla, entre otros aspectos técnicos, la construcción de una línea de conducción que irá desde el tanque de almacenamiento hasta la cabecera urbana y las redes de distribución del sector uno; esto se complementará con un sistema de micromedición y conexiones domiciliarias.  

Las obras iniciaron este martes de la mano del gobernador encargado del Cesar, Andrés Meza Araujo, la gerente de Aguas del Cesar, Lina Prado Galindo y el alcalde municipal, Omar Benjumea, con la instalación de la primera tubería que integra este proyecto. “Esta es otra muestra de los resultados positivos de la estrategia de la Revolución del Agua, gestada y plasmada en el Plan de Desarrollo Lo Hacemos Mejor”, indicó Meza Araujo. 

Por su parte, Lina Prado Galindo, gerente de Aguas del Cesar, destacó que, con la construcción y optimización de la conducción de las redes del acueducto urbano de Codazzi, se generará una importante dinámica laboral que aportará a la reactivación económica del municipio. En consecuencia, solicitó al contratista dar prioridad a la mano de obra local para las oportunidades de empleo que trae consigo este proyecto. 

Entre tanto, el alcalde Omar Benjumea agradeció el apoyo del Gobierno que Lo hace Mejor y el Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio en la financiación de esta primera etapa, que cambiará notoriamente la prestación del servicio de acueducto.