A fin de reducir el déficit de aulas, y mejorar los espacios y ambientes escolares en los 25 municipios del Cesar, la administración departamental inició un Plan de Infraestructura Educativa con una inversión de $400 mil millones, la cual beneficiará a 40.000 niños, niñas y jóvenes en este territorio.

Esta apuesta por la educación comprende la construcción y adecuación de 376 aulas en módulos con un moderno diseño bioclimático y polifuncional, que permite minimizar el impacto de las horas de calor, promover el uso eficiente de la luz y ventilación natural y espacios regulares flexibles, para una formación integral.

Nunca antes ningún gobierno había priorizado tantos recursos para la educación del Cesar, lo máximo en la historia en las administraciones del departamento, fue cerca de $50 mil millones.

Nubia Sánchez, docente de la sede Luis Felipe Rivera de la institución San Alberto Magno, indicó que “la inversión que hará el Gobierno del Cesar en el mejoramiento de los planteles educativos es un excelente proyecto, una buena inversión del Gobierno del Cesar, ya que el desarrollo de la formación académica se debe en buena parte a los avances en la infraestructura. No es posible tener calidad en educación, sino tenemos aulas óptimas para impartirla”.

El plan, que permite reducir el índice del déficit de infraestructura educativa se desarrolla en cuatro fases y llega a cada uno de los 25 municipios del Cesar, que incluye incluso a Valledupar, donde se construirán unas moderas estructuras para los colegios Instpecam, Casd y Alfonso López.

“Quiero agradecer al gobernador del Cesar, al haber incluido dentro del plan de mejoramiento de infraestructura a nuestro colegio CASD, para hacer de este una edificación moderna con todas las exigencias que indican las normas vigentes, de modo que para nosotros es de mucho regocijo este proyecto que mejorará los ambientes escolares de estas tres instituciones”, indicó el rector Heber Ruíz.

En la actualidad se avanza en la construcción de las instituciones educativas Ángela María Torres, en Becerril; José María Torti Soriano, en Pelaya; Ernestina Pantoja, en Tamalameque; y Rafael Argote Vega, en Chiriguaná.

De igual manera se inicia la intervención de las instituciones José María Campo Serrano, en Aguachica; Luis Carlos Galán, en Astrea; Camilo Namén Frayja, en Chimichagua; Cerveleón Padilla Lascarro, en Chimichagua; Agustín Rangel, en Curumaní; José Agustín Mackencie, en El Copey; Rafael Salazar, en Gamarra; La Palmita, en La Jagua de Ibirico; Normal Superior María Inmaculada, en Manaure; Nuestra Señora del Carmen, en Pailitas; Magola Hernández Pardo, en Pueblo Bello; Instituto Agrícola, en Pueblo Bello; San Alberto Magno, en San Alberto; Manuel Rodríguez Torices, sede No 1, en San Diego; Rafael Uribe Uribe, en San Diego; y San Martín Tours, en San Martín.

También están incluidos los colegios Francisco de Paula Santander, en Codazzi; San Juan Bautista, en La Gloria; y Ciro Pupo Martínez, en La Paz.

Se cierra el grupo con la intervención de las instituciones Laureano Gómez Castro, en Aguachica; Nuestra Señora del Carmen, sede Villa Paraguay, en Aguachica; Ezequiel Montero, en Astrea; Trujillo, sede No 2, en Becerril; Eloy Quintero Araujo, en Bosconia; Francisco de Paula Santander, en Chimichagua; Manuel Germán Cuello, en Chiriguaná; San José, en Curumaní; Montelíbano, en El Copey; Nacionalizado El Paso, sede Sabanitas, en El Paso; Promoción Social, en Gamarra; Nuestra Señora del Carmen, en La Gloria; Agropecuario, La Victoria, en La Jagua de Ibirico; Rosa Jaimes Barrera, sede San Juan Bosco, en Pailitas; y Andrés Bello, en San Alberto.

El presidente de la Asociación de Educadores del Cesar, Jorge Luis Rivero, se mostró agradecido por el Plan de Infraestructura Educativa, señalando que “los maestros recibimos con satisfacción esta gran noticia de la inversión cuantiosa de la administración departamental, la cual sin duda redundará en beneficio de toda la comunidad educativa en este territorio”.