Ahora se le sumó una perla más al collar de problemas que tiene el servicio del agua en el corregimiento La Loma, en jurisdicción de El Paso, donde sus habitantes padecen por no contar con el líquido las 24 horas. Esto se debe a que se robaron 6.300 metros de cable de alta tensión que estaban conectados a la estructura del acueducto de Empaso en esa población.

Estas líneas de energía enlazaban a la subestación ubicada en la vereda Casa de Zinc con la bocatoma del río Cesar y tienen un valor aproximado de $25.000.000. El gerente de Empaso, Devanis Morales, expresó que se desconoce quiénes hicieron este hurto de los cables y que están en proceso para adquirir el material para conectarlos con el sistema del acueducto.

“Alrededor del 70% de la población se abastece con los pozos que hay. La planta de tratamiento lo que hace es un aumento en la presión para llegar a unos barrios. A esos lugares se está atacando con un plan de emergencia con unos carrotanques que se gestionaron ante la empresa minera CNR para abastecer a la comunidad”, señaló el gerente.

Las quejas de los habitantes de La Loma sobre el estado del servicio del agua no cesan y dicen que uno o dos problemas más no hacen mucho la diferencia, pues desde hace mucho tiempo padecen por no contar con un servicio óptimo.

El Carmen es uno de los barrios más afectados por la ausencia o baja presión del agua. Sus residentes tienen que comprar líquido de carrotanques afectando las finanzas familiares.

Por admin