Comprometido con el medio ambiente, afectado a causa de la tala de árboles para la producción de leña, el Gobierno que Lo hace Mejor sigue avanzando en la gasificación domiciliaria y por ello muy pronto dará inicio en Pueblo Bello a la instalación de redes internas que llevarán a igual número de hogares el servicio de gas licuado de petróleo.

Al respecto, Manuel Mejía Pallares, secretario de Minas y Energía del Cesar, expresó que este era un compromiso de la administración departamental, especialmente con el municipio de Pueblo Bello, donde faltaba la prestación de este servicio. Por tal razón “este gobierno apropió 2008 millones de pesos para beneficiar a igual número de familias de los estratos 1 y 2, quiere decir esto que por cada usuario se está entregando un subsidio de un millón de pesos que permita cubrir las redes internas que van desde la estufa hasta la puerta de la calle donde exclusivamente se instala el contador”, precisó.

El proyecto es financiado con aportes del Gobierno Lo hacemos Mejor, el Ministerio de Minas y Energía, la administración municipal y el operador Proviservicios. Cobra importancia en esta época puesto que la actual crisis sanitaria trajo el incremento del valor de muchos productos, haciendo más costosa la canasta familiar. “Una pimpina de 40 libras de gas cuesta entre $75.000 y $80.000, cuando uno compara el consumo en tos municipios donde ya se presta este servicio, como en Río de Oro, observamos que para los estratos 1 y 2 las facturas mensuales para hogares promedio de 5 o 6 personas fluctúan entre $25.000 y $32.000 mensual”, explicó el funcionario.

Actualmente el Gobierno del Cesar gestiona nuevos proyectos de gasificación para zonas corregimentales, entre ellas Boquerón, en La Jagua de Ibirico; Zapatosa, Antequera y Brisas, en Tamalameque; Costilla y San Bernardo, en Pelaya; La Curva y Santa Cecilia, en San Martín.

Por admin