“Lo vieron en la plaza de Bolívar, lo vieron el 19 de junio, lo sienten –que es muy importante eso– en la atmósfera social de Colombia: nosotros no podemos fallar; este es el Gobierno del cambio y el cambio es de verdad. No es retórico, no es discursivo, no es de maquillaje”.

Con estas palabras, el Presidente Gustavo Petro posesionó este domingo a los miembros del Gabinete que lo acompañará en su gobierno, ante quienes manifestó que ese cambio está orientado a brindar “democracia, más democracia y más democracia”.

A juicio del Jefe de Estado, en su Gobierno “no podemos equivocarnos, no podemos errar en cosas fundamentales y no podemos abrir o tolerar siquiera asomos o inicios de corrupción”.

El Presidente Petro dijo que su Gobierno será de “cero corrupción” y advirtió que “nosotros no podemos permitir la corrupción en este gobierno. Primero, porque éticamente es imposible; segundo, porque todas las lupas, de todo lo que ustedes se imaginan, nacionales e internacionales, están sobre nosotros, sobre nuestras vidas, incluso personales, familiares, en los entornos familiares”.

También les pidió a sus ministros poner en la mayoría de los viceministerios “a la juventud, porque tienen que hacer la escuela, obviamente, pero sin relegarla. Tienen que tener poder”. 

Una nueva economía

Pero ese cambio no solo debe girar en lo político, sino también en materia ambiental y económica, añadió el Mandatario. 

En ese sentido, dijo que “eso demanda otra economía”, la cual “por lo menos, no se puede basar en el carbón y el petróleo, que es lo que permite la crisis climática”.

Sin embargo, el Presidente Petro dijo que en el aspecto ambiental “hay toda una tensión, un debate, unas resistencias y, en este caso, “la política se mide en el mundo a partir de los conflictos que se generan en los tiempos en donde, o se cambia o nos extinguimos, y hay fuerzas de la sociedad que no quieren el cambio”.

Al respecto, agregó que “este gobierno se inscribe en la búsqueda. La búsqueda de fórmulas políticas nuevas, de formas económicas nuevas, de nuevo relacionamiento con la naturaleza y de nuevo relacionamiento entre los seres humanos que, sabemos, es lo que nos demandó el electorado. Deben basarse en mucha más justicia e igualdad, en mucha más prosperidad y dignidad de la vida. Ese es el reto que tenemos por delante”.

De la misma manera, anunció reformas al Departamento Administrativo de la Presidencia de la República (DAPRE) y al Departamento de Prosperidad Social (DPS).

“Aquí debe haber menos poder en este edificio (la Casa de Nariño). Tiene que haber más poder en los ministerios, en forma distribuida, no concentrada en un ministerio, que también ha sucedido”, explicó el Presidente.

Igualmente señaló que “el Ejército tiene que estar afuera, con el pueblo. Ese es un tema interesante que vamos a explorar. La Policía tiene que estar afuera con el pueblo, no contra el pueblo. ¿Cómo se hace en medio de circunstancias que han sido difíciles? ¿Cómo lograr esas confianzas que puedan vertebrar un Estado y una institucionalidad democrática que no es más que el que predijo la Constitución del 91?”.

A sus ministros les reiteró que “nuestras responsabilidades son grandes. No voy a repetirlo. Sobre nosotros descansa, en cierta forma, un equilibrio de la nación. Yo no sé si observaron ahí, en la plaza de Bolívar, pero eso hace mucho no se veía. Ustedes vieron a una multitud, el pueblo y todos los poderes del Estado ahí sentados”.

Por admin