El patrullero de la Policía Nacional, Alejandro Serna Chaverra, de 32 años, fue asesinado a tiros en el barrio San José de Curumaní, la noche del pasado lunes, luego de compartir junto a su esposa e hijos en casa de sus suegros.  Por los autores del crimen la Gobernación del Cesar, ofrece hasta $20 millones de recompensa.

Las autoridades indicaron que el patrullero laboraba en otro municipio del Cesar, pero se encontraba de descanso.

Al momento de registrarse el asesinato iba caminando junto a su esposa y pequeños hijos hacia su vivienda, cuando de un momento  otro fue sorprendido por dos sujetos que caminaban por el barrio que al tenerlo cerca le realizaron al menos 10 tiros, recibiendo tres en diferentes partes del cuerpo.

Serna Chaverra corrió hasta la vivienda de sus suegros donde momentos antes estaba, pero en la puerta se desplomó, lo llevaron al hospital loca, pero ya estaba muerto.

El alcalde de Curumaní, Henry Chacón, manifestó que, “este es un hecho que enluta a una  familia, a la Policía Nacional y al pueblo, ya que habían pasado una navidad tranquila sin la alteración del orden público. Si bien es cierto que en el municipio operan estructuras del ELN aún no se ha determinado el móvil del asesinato del patrullero”.

Por su parte el comandante de la Policía en el Cesar, coronel Douglas Restrepo Murillo,  dijo que el patrullero tenía 12 años en la institución e invitó a la ciudadanía a ayudar con información para dar con la captura de los responsables.