Sigue aumentando la tensión por los precios de la energía en Colombia: durante el cierre del congreso de Andesco que se realizó esta semana en Cartagena, el presidente Gustavo Petro informó que el Ministerio de Minas asumirá las funciones de la Comisión de Regulación de Energía y Gas (CREG).

Durante la semana el precio de la energía fue foco de un intenso debate. El reporte de inflación de agosto fue la chispa que detonó las discusiones, pues se conoció que la variación anual de este servicio público llegó hasta el 25,9 %, y la costa es la región más afectada (alzas de 40 %).

Petro sustenta su propuesta en un artículo del Plan Nacional de Desarrollo 2018-2022 que establece que el Gobierno Nacional puede asumir las funciones de la CREG, encaminadas a “mostrar la adecuación de un nuevo modelo que, obviamente, hay que evaluar permanentemente en donde lo público y lo privado se puedan aliar, sabiendo que el servicio público solo es un instrumento para garantizar un derecho universal y, por tanto, no funciona exactamente como un mercado”, dijo el mandatario.

Sin embargo, Petro fue enfático en la premisa de que los servicios públicos no se van a estatizar. También informó que “vamos a entrar un nuevo componente, tanto en conectividad como en energía eléctrica, como en agua potable; ese nuevo componente se llama ‘Comunidad’”.

El anuncio de la intervención a la CREG generó malestar dentro del gremio de los servicios públicos. “Quedamos fríos”, dijo Camilo Sánchez, presidente de Andesco frente al comentario de Petro. De hecho, cuestionó la viabilidad de la propuesta, resaltando la dificultad de ejecutarla. Pero el dirigente también dijo que lo lee como una propuesta que se deberá discutir.