El presidente electo Gustavo Petro viajó este 4 de agosto hasta la Sierra Nevada de Santa Marta, donde vivió una experiencia más cercana a su nuevo cargo y además de probarse la banda presidencial, indígenas arhuacos lo posesionaron en un acto simbólico. Junto a los Mamos Arhuacos, Petro se reunió en el sagrado sitio en donde le realizaron una ceremonia para pedir por su protección y el buen ejercicio de sus funciones ahora que estará a la cabeza de Colombia y tiene la tarea de cumplir con lo que prometió en campaña.

Allí, el dirigente progresista recibió el aval de esta comunidad dentro del acto simbólico realizado “en el corazón del mundo”. Cabe recordar que esta no es la primera vez que Gustavo Petro sostiene reuniones de este carácter con los arhuacos, pues durante su campaña, el día antes de las elecciones, se encontró con las autoridades indígenas para hablar sobre su compromiso con la protección de estos y la Sierra.

En horas de la mañana del mismo 4 de agosto, Petro reapareció en sus redes sociales con un video en el que anunció que había estado en la serranía de la Macarena, en Caño Cristales, departamento del Meta, emblemático lugar reconocido por ser el río de los siete colores.

En la Sierra Nevada, el nuevo mandatario estuvo acompañado del ministro de Defensa delegado para el nuevo gobierno, Iván Velásquez, y varios integrantes de la fuerza pública.