En sesión especial del Consejo Superior Universitario, en el auditorio Miguel Vicente Arroyo de la sede Hurtado de la Universidad Popular del Cesar, tomó posesión del cargo como rector en propiedad de esta alma mater, el abogado y docente, Rober Trinidad Romero Ramírez, quien fuera designado para este cargo por este mismo organismo el pasado ocho de abril.

Luego del juramento de rigor y de la firma del acta de posesión, el nuevo rector de la UPC, indicó en su discurso que: “gracias a Dios por este momento, por la vida de todos los que estamos aquí, por quienes no están y por todas las familias. Agradezco al Consejo Superior por la confianza depositada en este servidor entre todas las meritorias opciones que tenía.

Llega a mi memoria el recuerdo de mis padres José Agustín y Gregoria Elena y de todos los familiares, amigos y compañeros que han partido, extraño en este lugar a mis hermanas Santa Aideth y Melba y a mi gran amigo Franklin Martínez Solano, que fue mi hermano.

Es de público conocimiento que nuestra alma mater se encuentra en la situación más crítica de toda su historia, nunca antes atravesamos momentos tan difíciles como los que hoy estamos viviendo. ¡Pero la vamos a sacar adelante!!

Y hablo en plural, porque esta proeza no la voy a afrontar solo, de hecho sería imposible, lo vamos a hacer con un extraordinario equipo administrativo que tenemos, con nuestros compañeros docentes, con nuestros estudiantes, pero también con el apoyo de nuestros egresados, con la experiencia de nuestros ex rectores, los gremios de la producción, la dirigencia política (congresistas, diputados, alcaldes y concejales) y por supuesto con el apoyo del gobierno nacional y el gobierno departamental, que ha sido muy generoso con la Universidad Popular del Cesar.

Mención especial a los medios de comunicación, quienes sin lugar a dudas juegan un papel preponderante dentro de la gobernabilidad.

Invito especialmente a mis compañeros que también aspiraron a la rectoría, Darling Guevara Gómez, Carmen Alicia Rivera, Julio Vega Súarez, Luis Alberto Caballero, Jhon Díaz Carpio, Juan Ochoa Maestre, Cesar Galindo y Emiliano Piedrahita, para que coadyuven en este gran reto, para lo cual tendrán siempre las puertas abiertas, les pido su consentimiento para impulsar algunas de sus propuestas incluidas en su plan de gobierno.

En la opinión pública local y nacional se observa un ambiente de gran preocupación por la situación de la Universidad Popular del Cesar, eso me gusta, dolería mucho la indiferencia ante la situación actual de la UPC.

Pero no debemos quedarnos en expresar las preocupaciones, en la crítica, los invito a construir, por eso, desde ya convoco a un foro amplio y abierto con la participación de la dirigencia política, gremial, los estudiantes, profesores, egresados, los medios de comunicación, líderes sociales, la iglesia, y a la sociedad civil en general, en donde puedan expresar sus preocupaciones, pero también sus propuestas para el bien de la Universidad.

Nuestro programa de gobierno, el cual presentamos ante la Secretaria General, destaca la academia como eje central de nuestra gestión cimentada en sus tres ejes misionales, la docencia, la investigación y la proyección social, ello marcará el norte de nuestra gestión.

Vamos a tocarle las puestas a las entidades públicas y a la empresa privada, porque allá llegaremos a venderles nuestros productos, el conocimiento, asesorías, consultorías, investigaciones, capacitación y así tener otras fuentes de ingresos, para aliviar la carga que hoy soportan los estudiantes y padres de familia con el valor de la matrícula.

Crearemos la escuela de gobierno que tendrá como misión especial brindar asesoría y apoyar la gestión, especialmente de las entidades públicas.

Ampliaremos nuestra oferta de posgrados, para brindarle a nuestros egresados y a los profesionales de la región y del país la posibilidad de cualificarse, a la vez que constituirá una fuente importante de ingresos para la institución.

Dentro de los retos más importantes estará, la actualización normativa de la institución, La internacionalización, Implementar la cátedra de la paz y la cátedra itinerante intercultural en todos los programas académicos, Fomentar el bilingüismo, Gestionar la acreditación de los programas ofertados, una Política institucional de educación inclusiva entre muchas otras iniciativas.

Por razones de tiempo no voy a hacer mención de las diferentes propuestas incluidas en nuestro plan de gobierno, pero sí quiero destacar de manera especial la creación de los corredores Universitarios, para ello vamos a necesitar del concurso de los señores alcaldes, para traer por la mañana a los estudiantes de la zona corregimental y de los municipios vecinos de Valledupar y Aguachica a sus clases, y los regresamos por la tarde, y así evitar que tengan que pagar el valor del pensionado (vivienda y alimentación) que termina siendo hoy lo más costoso.

Muy pronto pondremos en servicio el comedor universitario en Valledupar, gracias al aporte de la Gobernación del Cesar, lo que les va a facilitar a los estudiantes el acceso al almuerzo. Soñamos también contar con el mismo servicio en Aguachica.

He sentido en carne propia la problemática por la que hoy están pasando mis compañeros docentes ante el retraso en los pagos, y me duele cada día de clase que se pierde.

Mis primeros esfuerzos serán por lograr restablecer la normalidad académica, por ello, desde antes de mi posesión inicié un diálogo respetuoso, franco y cordial con el colectivo por la dignidad académica que lidera la protesta social que ha llevado a la suspensión de las actividades académicas, por eso mi primera gestión de gobierno será instalar mañana mismo, a las 9 am la mesa de concertación.

Tengo un gran compromiso con la educación, soy un producto de ella, lo que soy se lo debo a ella, a partir de hoy inicia el Resurgimiento de la Universidad Popular del Cesar, no es fácil, pero igual, para mi nada en la vida me ha sido fácil, soy un hombre de retos y yo lo asumo con todo el entusiasmo y la motivación”.

Por admin