En compañía del ministro de defensa, Iván Velásquez, el presidente Gustavo Petro escogió la cúpula militar y policial quien lo acompañará durante su mandato. El general Helder Fernán Giraldo Bonilla, asumirá como comandante de las Fuerzas Militares, en reemplazo del general Luis Fernando Navarro, el general Luis Mauricio Ospina Gutiérrez, será el comandante del Ejército, en reemplazo del general Carlos Iván Moreno Ojeda, quien asumió el mando de la institución castrense por un poco más de un mes luego de que el general Eduardo Zapateiro decidiera presentar su renuncia el pasado 20 de julio.

Como comandante de la Armada Nacional quedó en el cargo el vicealmirante Francisco Hernández Cubides Granados. En cuanto a la Policía, el jefe de Estado delegó al general Henry Armando Sanabria Cely, quien inició su carrera policial en la entonces Dirección de Policía Judicial e Investigación (Dijin), desde la cual se perfiló como Oficial de Inteligencia, en el Área de Inteligencia Electrónica. Como subdirectora de la Policía, designó a la general Yackeline Navarro Ordóñez, quien hasta el momento se desempeñaba como directora nacional de Educación Policial.

Sobre la designación de la general Navarro, el presidente Petro exaltó la labor de la mujer en las fuerzas. “Este mundo ya dejó de ser de hombres y (es hora) que empiece a tener una presencia con poder de la mujer. Mujer que en la fuerza pública tiene que ser absolutamente respetada y valorada porque es la enseñanza de la sociedad en general de unas nuevas realidades que tienen que ver con la igualdad entre la mujer y el hombre”, explicó el jefe de Estado.

Por último, Petro delegó como comandante de la Fuerza Aérea, al general Luis Carlos Córdoba Avendaño. Las designaciones las hizo el jefe de Estado en compañía del ministro de defensa a los cinco días de su posesión como mandatario de los colombianos. “Esta cúpula queda a disposición de la sociedad colombiana. Queda a disposición de la paz y el respeto de los derechos y las libertades de toda la ciudadanía”, expuso.

El jefe de Estado resaltó que en la designación de los miembros de la nueva cúpula se tuvo en cuenta que no estuviesen permeados por corrupción y violación de derechos fundamentales. “Aquí no miramos pensamientos políticos ni nada por el estilo. Nos interesa es que esta fuerza pública sea profesional en todo el sentido de la palabra. Que pueda valorar sus hombres y mujeres de base. Queremos una política de dignificación y de mejoría de la calidad de vida de las familias de los policías y soldados”, resaltó.

Por admin