La aeronave, un Boeing 737-800 de la aerolínea China Eastern que se dirigía de Kunming a Guangzhou, perdió contacto cuando sobrevolaba la ciudad de Wuzhou. La caída provocó un incendio de grandes proporciones, que fue captado en las imágenes satelitales de la NASA. Por el momento, no se entregó un balance de víctimas y más de 650 efectivos así como 23 camiones de bomberos fueron desplegados para controlar las llamas.

Puede ser considerada la peor catástrofe aérea civil registrada en el país asiático desde 2010. En una remota zona montañosa del sur de China y con 132 personas a bordo, un Boeing 737-800 de la aerolínea China Eastern se estrelló este lunes 21 de marzo.

Habitantes de la zona se acercaron a la zona boscosa donde cayó el avión en medio de una columna inmensa de humo y cientos de trabajadores de rescate fueron enviados rápidamente desde Guangxi y la vecina provincia de Guangzhou en busca de sobrevivientes.

Sin embargo, más de siete horas después de que se perdiera la comunicación con el avión, las autoridades no entregaban información sobre el balance de víctimas del siniestro.

El presidente de China, Xi Jinping, pidió que se realice un «esfuerzo total» en las operaciones de rescate, exigió que se investigue el accidente y solicitó a las autoridades competentes que se «garantice la completa seguridad de la aviación civil».

Entretanto, la cadena estatal de televisión CCTV reportó que «la precisa naturaleza del incidente permanece sin determinar».

¿Cuál es la información disponible sobre el vuelo?

El vuelo MU5735 despegó a las 13:15 hora local (05:15 GMT), antes de desplomarse en la región de Guangxi.

Los medios de comunicación estatales indicaron que la policía de la zona recibió las primeras llamadas de alerta de los habitantes del lugar alrededor de las 14:30 horas (06:30 GMT).

El departamento provincial de gestión de emergencias de Guangxi dijo que se perdió el contacto con el avión a las 14:15 horas (06:15 GMT).

La aeronave realizaba la trayectoria entre las ciudades de Kunming, al suroeste del país, y Guangzhou, al sureste. El vuelo tenía una duración prevista de una hora y cuarenta minutos, período en el que el aparato, de casi siete años de antigüedad, debía recorrer los 1.357 kilómetros que separan a ambas ciudades.

Los datos dejan entrever que el avión colisionó un minuto y medio después de que comenzara el mal funcionamiento.

El Boeing 737, bimotor y de un solo pasillo, es uno de los aviones más populares del mundo para vuelos de corta y media distancia.

La compañía Boeing, con sede en Chicago (Estados Unidos), indicó que estaba al tanto de los informes iniciales del accidente y que se encontraba «trabajando para reunir más información».

Las acciones de Boeing inmediatamente cayeron más de un 8% en las operaciones previas a la comercialización en Londres y un 6,6% en Nueva York, de este lunes 21 de marzo.

Por su parte, la aerolínea China Eastern puso su página web en blanco y negro tras conocerse el accidente. Con sede en Shanghai, la firma es una de las tres empresas de vuelos más importantes del país y opera decenas de rutas nacionales e internacionales con más de 248 destinos.