La Fiscalía General de la Nación presentó un mapa de riesgo electoral para el 2022, en que se evidencia las zonas del país que fueron identificadas con miras a los próximos comicios en Colombia.

El informe revela que cerca del 70 % de los 1.121 municipios de Colombia se encuentran en corrupción medio o alto.

De acuerdo con el fiscal general, Francisco Barbosa, del total de municipios del país, 258 tienen un nivel de riesgo alto de presentar delitos por corrupción electoral, 526 tienen riesgo medio y 338 riesgo bajo.

Esto quiere decir que un 46,88% de los municipios del país está en riesgo medio, un 30,12% en riesgo bajo y un 22,99% en riesgo alto.

En este análisis, el ente investigador tuvo en cuenta siete indicadores que midió en cada municipio y departamento: delitos contra la administración pública, censo electoral, presencia de actores armados ilegales, fraude electoral, minería ilegal y cultivos ilícitos; violencia contra líderes sociales y la Base de Datos Uriel.

En este sentido, la Fiscalía indicó que Antioquia tiene el mayor número de municipios con alto riesgo de presentar corrupción electoral, seguido de Cauca, Nariño, Norte de Santander, Cundinamarca, Boyacá y Santander, estos tres últimos con riesgo bajo.

Asimismo, las ciudades capitales de departamento como Medellín, Santa Marta, Quibdó y Valledupar están dentro del top 20 de municipios donde se concentra el mayor número de votos en su departamento; ubicándose también en el nivel de riesgo (más alto en una escala de 1 a 3) y con un riesgo total de 53, 54, 55 y 53 puntos, respectivamente.

Por otro lado, se destaca que varios municipios pertenecientes a la región del Golfo de Urabá y el Bajo Cauca como Turbo, Cáceres, El Bagre, Tierralta, Tarazá, Apartadó e Ituango también presentan un riesgo alto de corrupción electoral.

De la misma manera sucede con las ciudades principales del pacífico colombiano como Buenaventura y Tumaco, que resaltan por su riesgo alto de corrupción electoral; así como los municipios ubicados al norte de la Región Andina, como lo son Valdivia y Ocaña, ubicados en los departamentos de Antioquia y Norte de Santander, respectivamente.

Dentro de los actores que generan una mayor preocupación por las acciones que podrían propiciar un mayor riesgo en los comicios se encuentran las disidencias de las Farc, el ELN, las Bandas Criminales como el Clan del Golfo, los Caparros, entre otros.

Finalmente, para fortalecer el accionar de las autoridades en relación con este riesgo, el fiscal general, Francisco Barbosa, expidió una directiva a todos los funcionarios de la entidad en la cual se establecen unos lineamientos generales para fortalecer los mecanismos y metodologías para investigar y judicializar los delitos relacionados con la corrupción electoral y así lograr desarticular las estructuras dedicadas a estas prácticas delictivas en el país.

Por admin