En nueve días se posesionará, por primera vez en la historia de Colombia, un gobierno de izquierda, encabezado por el presidente Gustavo Petro y la vicepresidenta Francia Márquez. El próximo 7 de agosto aterrizará en la Casa de Nariño el gobierno elegido el pasado 19 de junio por más de 11,2 millones de colombianos. Durante la última semana, el equipo encargado de los detalles técnicos y logísticos de la ceremonia viene afinando los detalles de la trasmisión de mando, que tendrá lugar en la Plaza de Bolívar, ubicada en el centro de Bogotá, y cuyo montaje empezó este jueves.

El evento tendrá una logística que ronda los $2.400 millones. Este dinero se invertirá en equipos tecnológicos y, según la organización, el montaje será “multicolor” y contará con materiales reciclables y biodegradables. La ceremonia prevé la asistencia de más de 100.000 personas y se caracterizará por las muestras culturales: 61 actos culturales, 700 artistas en escena y actividades simultáneas en cuatro plazas y tres corredores del centro de la capital.

El montaje también contempla la instalación de siete pantallas, que estarán conectadas a fibra óptica, y el uso de más de 450 metros cuadrados de pantalla de alta resolución. Serán más de 230 las personas encargadas de realizar la instalación del sonido, video y escenografía para la transmisión de mando. Ese día, con 1.500 vallas, se harán cerramientos perimetrales en los lugares clave de la ceremonia y habrá un despliegue de más de 450 personas de logística, quienes tendrán apoyo permanente de la Policía.

De acuerdo con el Pacto Histórico, la exaltación de expresiones culturales durante la ceremonia tiene como objetivo resaltar los “liderazgos y exponentes de la multiculturalidad, plurietnia, diversidad colombiana”, así como enviar “un mensaje de esperanza y alegría a todos los rincones del país”. Con la transmisión de mando también buscan reflejar “una nueva forma de gobernar”, basada en el respeto, compromiso y cercanía con las comunidades vulnerables.

El símbolo de la transmisión de mando fue presentado esta semana y está compuesto por tres mariposas con los colores de la bandera colombiana. “Por su infinita variedad de colores, la mariposa representa la fortaleza cultural de nuestra población y la riqueza de nuestro medio ambiente cuya protección es compromiso prioritario en el plan de gobierno diseñado por el nuevo presidente”, indicaron desde la coalición de gobierno sobre el símbolo escogido.

Con la imagen, que estuvo en el ojo del huracán por un posible plagio por parte del diseñador Carlos Duque, el gobierno entrante también busca ilustrar la consigna de “Colombia, potencia mundial de la vida”, que fue uno de los lemas de la campaña del Pacto Histórico. Según los creadores del concepto, el logo de la transmisión de mando representa la biodiversidad del país y su intención es generar “cercanía y confianza” a los ciudadanos.

Respecto a mandatarios invitados, el equipo logístico confirmó esta semana la asistencia de 17 delegaciones internacionales. Uno de los más importantes será el rey Felipe VI, de España, quien estuvo muy presente durante la campaña de Petro. Vale recordar que España fue una de las primeras naciones que el entonces candidato presidencial visitó en su gira internacional. Allí mantuvo reuniones con el empresariado español y con dirigentes políticos de izquierda.

También asistirán a la ceremonia algunos presidentes de la región como Gabriel Boric (Chile); Guillermo Lasso (Ecuador); Luis Abinader (República Dominicana); Luis Arce Catacora (Bolivia); Mario Abdo Benítez (Paraguay); Laurentino Cortizo (Panamá); Xiomara Castro (Honduras); Rodrigo Chaves (Costa Rica) y Alberto Fernández (Argentina). En representación de México estará la esposa del presidente Andrés Manuel López Obrador, la primera dama Beatriz Gutiérrez Müller.

Por admin