En el marco de un recorrido político por el sur del Cesar, el representante Eloy Chichí Quintero se percató que algo no estaba bien dentro de su organismo y de inmediato se trasladó a Valledupar.

Desde Aguachica, exactamente, el líder del partido Cambio Radical en el departamento viajó hasta la Clínica del Cesar, donde fue internado y hoy permanece bajo monitoreo y estricto seguimiento médico.

“Mi papá está estable, en las próximas horas le harán una colonoscopia y tiene una diverticulosis, pero ha evolucionado bien”, explicó a su hijo, Luis Fernando Quintero.

En Valledupar, primero se comentó que Chichí Quintero había sufrido un dolor abdominal, pero esto fue desmentido por su hijo, quien advirtió la precaución se tomó luego de que su padre fuera al baño y notara algo extraño.

Por el momento, los amigos y simpatizantes de Quintero piden sea sanado para que pronto esté de nuevo en la arena política.

Por admin