Una alborada musical en la Plaza Olaya Herrera, dio el inicio a los actos conmemorativos por el primer aniversario de la muerte del ‘Jilguero de América’, Jorge Oñate, en su tierra natal, La Paz.

Los eventos fueron organizados por la Alcaldía de La Paz, a los cuales asistieron familiares de Oñate, acompañados por personalidades y habitantes del municipio, quien aún lloran la desaparición física de quien fue uno de los máximos exponentes de la música Vallenata.

Fue colocada una ofrenda floral en la tumba donde reposan los restos del ‘Ruiseñor del Cesar’, en el cementerio central de La Paz. Además de una misa en su memoria.

Luego en el Salón Robles se llevó a cabo un conversatorio donde se exaltó la vida y obra de Jorge Oñate, ‘La Leyenda’, partiendo desde La Paz, hasta ocupar un lugar de privilegio en el mundo vallenato.

Los ponentes del conversatorio fueron Félix Carrillo Hinojosa, Jaime Pérez Parodi, Wilfrido Rosales Ortega, Álvaro Álvarez Carrillo y Efraín Gutiérrez Aroca.

Martín Guillermo Zuleta Mieles, alcalde La Paz, manifestó que las actividades se llevaron a cabo en articulación con la Fundación Festival de la Leyenda Vallenata. Se recordaron momentos en toda su grandeza como artista y como hijo de esta tierra que brindó alegrías cantadas a todo el mundo.

El mandatario anunció que la Administración Municipal lo nombró Patrimonio Cultural e Inmortal de La Paz, además de declarar como himno de la localidad la pieza musical ‘La Paz es mi Pueblo’. Para ello se espera contar con el respaldo de la Asamblea Departamental y el Congreso de la República.

Por admin