Mattos es señalado como determinador del pago de coimas a funcionarios judiciales para favorecer con decisiones a su empresa en un pleito por la representación en Colombia de la marca de carros Hyundai.

La extradición del hombre ha estado en trámite desde 2018, pero se había demorado debido a recursos judiciales que había presentado su defensa ante tribunales españoles.

Tras su llegada, Mattos será capturado y presentado ante un juez de control de garantías de Bogotá, y la Fiscalía adelantó que pedirá que se le imponga medida de aseguramiento en una cárcel mientras avanzan los dos procesos penales que hay en contra del empresario.

En Colombia será judicializado por los delitos de delitos de cohecho por dar y ofrecer en grado de autoría, utilización ilícita de redes de comunicaciones, acceso abusivo a un sistema informático y daño informático.

En horas de la mañana de este miércoles, miembros de la Policía de Colombia, que viajaron a España, recibieron a Mattos, quien quedó en custodia de las autoridades colombianas en el aeropuerto de Madrid, mientras esperaba para abordar el vuelo que lo traerá al país.

Wilson Ruiz, ministro de Justicia, se pronunció sobre la extradición de Mattos y detalló que la justicia española confirmó una de las dos solicitudes elevadas por Colombia «correspondiente a un requerimiento de la Fiscalía por el delito de cohecho; así mismo, está en trámite una segunda solicitud de extradición por cohecho y daños informáticos, esta petición fue aprobada por la audiencia nacional española pero está pendiente resolver un recurso de súplica», informó.

Por admin