Por delitos como acceso carnal violento y acto sexual violento en concurso homogéneo sucesivo agravado, fueron cobijados los representantes de la Fundación para el Desarrollo de la Infancia, Fundinaj, por la fiscal del Centro de Atención Integral a Víctimas de Abuso Sexual (CAIVAS).

La solicitud fue aprobada por el Juzgado Tercero Penal con funciones de control de garantías, en el marco de la investigación por presuntos abusos sexuales de una menor de edad que permanecía bajo su protección en Valledupar.

Los implicados en este polémico y rechazado hecho son Rosa Virginia Laguna, su esposo Rober Emilio Fernández Tovar; y el hermano de este, Lenín José Fernández Tovar, quienes son representante legal, director y coordinador, respectivamente, de Fundinaj, que tenía convenio con el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), para brindar protección y acompañamiento psicosocial a niños, niñas y adolescentes víctimas de delitos sexuales.

Como elementos probatorios, la Fiscalía advirtió que estas personas habrían obligado a varios niños y adolescentes a presenciar sus relaciones sexuales. De igual manera, supuestamente, abusaron sexualmente de una menor y la sometieron a actos indecorosos, con el supuesto de que se trataba de un juego.

Los hermanos Fernández Tovar y Rosa Laguna fueron capturados por funcionarios del CTI en las instalaciones del lugar de paso, ubicada al sur de Valledupar, de donde fueron retirados 70 menores por la dirección del ICBF, el fin de semana anterior.

Los denunciados y hoy investigados fueron enviados a la Cárcel Judicial de Valledupar, donde permanecerán mientras se lleva a cabo la recopilación de pruebas por parte de la Fiscalía y respuestas de la defensa.

Por admin