Mientras que Rusia continúa su ofensiva contra Ucrania, el mundo muestra su rechazo a una nueva guerra en Europa tras cerca de 30 años de paz. Los ataques de las tropas de Vladimir Putin han generado muchísimo rechazo en las sociedades, especialmente las europeas.

Durante el fin de semana del 26 y 27 de febrero, miles de personas han salido a las calles para clamar contra esta invasión y pedir ayuda para Ucrania. En ciudades de todo el mundo, desde Berlín a Nueva York, pasando por París, Madrid o Seúl, el mensaje ha sido unánime: no a la guerra.

Numerosas banderas ucranianas y cánticos en contra de Rusia podían oírse en muchos rincones del planeta.