Para el próximo mes se cierra la temporada de lluvias, dando paso al periodo de sequía y fuertes brisas, cuya condición climática genera incendios de la cobertura vegetal en distintas partes del territorio.

El departamento del Cesar no se excluye de esta situación, por lo que el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales, emitió el pronóstico sobre amenazas por incendios forestales, en el cual este territorio aparece con 9 alertas roja, seis naranja y tres amarilla, lo que enciende las alarmas de las autoridades ambientales que piden a la ciudadanía colaboración para enfrentar la nueva temporada.

Es así como el boletín número 363 el Ideam pone en alerta roja a los municipios de Becerril, Bosconia, El Copey, El Paso, Manaure, Río de Oro, San Alberto, San Diego y Valledupar.

En alerta naranja están Aguachica, Agustín Codazzi, Curumaní, González, Pueblo Bello y San Martín; mientras que la alerta amarilla es para La Gloria, La Jagua de Ibirico y Pailitas.

Al respecto, la Oficina de Gestión del Riesgo Departamental emitió algunas recomendaciones, y pidió a los trabajadores del campo tener prudencia a la hora de trabajar las tierras en esta temporada.

Carlos Daza, jefe de la Oficina de Gestión del Riesgo en el Cesar, que a través de los consejos municipales de Gestión del Riesgo se mantienen un monitoreo en las zonas identificadas con alerta por parte del Ideam, sin embargo, existe un punto a favor y es que aún hay regiones donde no cesan las lluvias y esto puede menguar la emergencia por incendios.

Reiteró que aún no ha iniciado el periodo de mayor crisis, y tampoco se han perdido de vista las zonas donde aún siguen los riesgos por las lluvias. La sequía es una temporada que se extiende hasta el mes de marzo y parte de abril.

Por admin