La decisión de la Corte IDH atrasará su excarcelación al menos hasta el 6 de abril

La decisión de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) de pedir al Estado peruano abstenerse de liberar al expresidente Alberto Fujimori (1990-2000) atrasará su excarcelación al menos hasta el 6 de abril, cuando este tribunal sesionará, opinó este miércoles el abogado del exmandatario, César Nakazaki.

Fujimori en el hospital en el año 2017, cuando recibió el indulto de el entonces presidente de Perú Pedro Pablo Kucznsysky

El letrado declaró que la orden de la CorteIDH es una medida de urgencia que adopta su presidente, pero que no considera a todos sus magistrados, los que se reunirán el próximo 6 de abril en su sesión de audiencias. «Tiene que ser notificada y la Corte Suprema (de Perú) es la llamada a decidir si acatará o no».

Sin embargo, Nakazaki estimó que con esta medida Fujimori no podrá salir hasta el 6 de abril, fecha en que se realizará la sesión de audiencias de la CorteIDH en la que se conocerá su decisión completa. La Corte Interamericana requirió al Estado peruano abstenerse de liberar a Fujimori con el fin de garantizar el derecho a la justicia de las víctimas de dos casos de violaciones a los derechos humanos, las matanzas de Barrios Altos y La Cantuta, por las cuales fue condenado a 25 años de cárcel en 2009.

Los familiares de las 25 víctimas de estos casos solicitaron medidas provisionales a la CorteIDH cuando el Tribunal Constitucional de Perú admitió un habeas corpus que restituyó el indulto humanitario otorgado a Fujimori en 2017.

Saludando a sus seguidores mientras sale de una clínica en Lima Perú.

Por su parte, el procurador del Estado peruano, Carlos Reaño, declaró al portal Convoca.pe que este miércoles notificará sobre la decisión de la Corte Interamericana al Ministerio de Justicia, a la Procuraduría General del Estado, al Instituto Nacional Penitenciario y al Tribunal Constitucional (TC), para dar cumplimiento a su orden.

«La disposición es vinculante», agregó Reaño al ser consultado sobre la obligatoriedad del Estado peruano de darle cumplimiento. Asimismo, el magistrado del Tribunal Constitucional, Eloy Espinosa-Saldaña, que votó en contra de restituir el indulto.
Fujimori, comentó al mismo medio que «lo que han conseguido los familiares de las víctimas (al acudir a la CorteIDH) es que, por más fiesta que haya en la Diroes (la prisión donde está recluido), el señor Fujimori no puede salir». Espinosa-Saldaña añadió que, con su resolución, el TC se arriesgó a recibir «un jalón de orejas» a nivel internacional.

A su vez, el abogado del Instituto de Defensa Legal, Carlos Rivera, declaró a canal N que la resolución del TC era «ilegal» y no tenía «ningún sustento». Calificó al pronunciamiento de la Corte de «categórico» porque la resolución del TC era «absolutamente contraria» a las sentencias que dio previamente sobre los casos de abusos a los derechos humanos por los que fue sentenciado.

Texto tomado de El Tiempo/imágenes archivo