La gerente del Instituto Departamental de Rehabilitación y Educación Especial del Cesar, IDREEC, Nicolasa María Martínez Echavarría, a través de su apoderado Camilo Rangel, interpuso una demanda ante la sala laboral del Tribunal Superior de Distrito Judicial de Valledupar, en contra de 19 trabajadores del instituto, por suspender sus actividades y mantener un paro colectivo.

La decisión de los trabajadores de frenar sus labores obedece a la falta de pago hace 33 meses, razón que los ha llevado a adelantar múltiples manifestaciones, la más reciente la que llevaron a cabo en la capital del país, en donde se encadenaron frente a diferentes instituciones y ministerios para exigir el pago de sus salarios, prestaciones sociales y seguridad social.

Sin embargo, para la gerencia del IDREEC, tal como menciona la demanda: «19 trabajadores suspendieron de manera arbitraria e infundada sus actividades, iniciando de manera violenta el paro de actividades, ya que impidieron a los empleados, trabajadores oficiales y demás personas vinculadas, ingresaron y ejecutarán sus actividades como de costumbre».

La solicitud que le hacen al magistrado de la sala laboral es que califique la suspensión del paro colectivo y que tenga en cuenta la queja presentada por la gerente al Ministerio de trabajo el pasado 14 de abril en donde solicitó «que se realizará el estudio de caso y se iniciara la investigación a que haya lugar sobre los empleados en mención».

Reacciones

Como era previsible, la lluvia de críticas en contra de la gerente no se hizo esperar. En las redes sociales varios ciudadanos expresaron su voz de protesta ante esta decisión de la gerente que calificaron de cínica, absurda y arbitraria.

En efecto, varios internautas consideraron que era inadmisible que la gerente que debe procurar conseguir el pago de los salarios atrasados a los trabajadores del instituto, en vez de hacer esto, termine demándandolos por reclamar sus derechos. 

En este sentido, Arturo Alfaro escribió en la red social Twitter, «Señora gerente del  IDRREC Nicolasa María Martínez, aquí la albitrariedad es de usted, la solución es «Pague los 31 meses a los empleados» no entiendo como todavia se mantiene en el cargo, y ahora su incapacidad la lleva a demandar a los empleados que luchan por sus derechos.» En la misma línea opinó Jesús Daza Castro: «Quieren declarar la ilegalidad del paro para que vilmente los puedan retirar del cargo. Que carencia de solidaridad y respeto por los demás, estás personas tienen deudas, ¿tendrán para pagar un abogado?»

Por admin