Ante el reciente anuncio que hizo la Alcaldía de Valledupar, sobre la posibilidad de emitir un decreto que restringe la circulación de motocicletas durante los fines de semana, ayer un grupo de motociclistas recorrieron caravana las principales avenidas de la ciudad, en señal de la inconformidad de la medida que podría entrar en vigencia en los próximos días.

“Déjenos trabajar, la inseguridad no se resuelve atacando a la ciudadanía, nosotros no somos delincuentes”, fue la afirmación hecha por Milton José Granados, quien hacía parte del grupo de motociclistas que recorrieron sectores como Villa Miriam, Álamos 2, La Victoria, Garupal, Divino Niño, avenida Simón Bolívar, avenida 44, calle 16 y el centro de la ciudad.

El resonar de los pitos causó incluso temor entre los ciudadanos y comerciantes, tal es el caso de Gloria Araújo Cotes, propietaria de una mueblería en la avenida Simón Bolívar, quien refirió “cuando vi venir la mancha negra de motos me asusté y corrí a cerrar el local temiendo saqueos o atracos. En Valledupar vivimos con el corazón en la boca, ahora hasta en los sepelios hacen esas caravanas de motociclistas en las que algunos infiltrados aprovechan y van atracando a los transeúntes; necesitamos autoridad, mano dura”, dijo.

El recorrido se extendió por casi dos horas, distritos sectores de la ciudad se congestionaron, ya que al paso de la caravana se iban sumando progresivamente hasta que formaron una gran movilización, para advertir a la Alcaldía de Valledupar, la restricción de la movilidad no es la solución.

Mario Arturo Rodríguez, mototaxista, aseguró que el problema no está en evitar la circulación de motos en la noche, sino en la poca efectividad que ha tenido la Policía Nacional. “Solo salen a capturar a personas con mínimas dosis de droga, con una pistola, pero no dan con las grandes mafias que están operando en la ciudad y que acechan a la ciudadanía con hurtos y atracos”, dijo.

José Sarmiento, líder del gremio de mototaxistas, dijo que restringir la circulación no es la manera de atacar la inseguridad, “no todos los motociclistas son delincuentes, muchos trabajamos para llevar el sustento a nuestras familias. Mello Castro incumplió las promesas de ayuda hacia el gremio, nos está atacando porque la seguridad le ha quedado grande en la ciudad; nos acosan, nos persiguen como delincuentes”.

Otro de los temas que expuso Sarmiento, es que con estas medidas muchos uniformados se aprovechan para “quitarnos plata a cambio de no detenernos, se convierte en un negocio. No es justo lo que pretenden aplicar, deben ser más flexibles y buscar otras alternativas para combatir la delincuencia”.

“Estamos ‘mamaos’ que nos traten de delincuentes, el gremio de mototaxistas salen a trabajar y no a atracar, quizás lo hacen personas que se infiltran y dañan nuestra labor. Pedimos al alcalde Mello Castro, que nos dé la cara y no responda por las promesas que en campaña hizo con nosotros”, agregó Robert Porteles, mototaxista de Valledupar.

Durante el recorrido, en que participaron más de 80 motociclistas, hizo presencia la Policía, principalmente en las zonas comerciales y el centro de la ciudad, ya que la concentración avanzó hasta la plaza Alfonso López. Fueron acordonados los accesos para evitar desmanes, incluso hizo presencia el Esmad.

De acuerdo a lo que anunció el secretario de Gobierno de Valledupar, Arturo Calderón, la medida de restricción iría desde todos los viernes a partir de las 8:00 de la noche, hasta los lunes a las 5:00 de la mañana. Además de la aplicación de otras acciones para contrarrestar la ola delictiva que azota a la ciudad.

Por admin