La niña de 13 años de edad cayó de una baranda de las graderías del estadio Metropolitano Roberto Meléndez, aparentemente al sentirse mareada tras aplicarse la segunda dosis de la vacuna contra el COVID-19, según relataron familiares.

Después de permanecer al menos 8 horas en una UCI de Camino Distrital Adelita de Char, en el sur de Barranquilla, los médicos le comunicaron a sus familiares que la menor había fallecido.

En un comunicado de prensa, la Secretaría de Salud manifestó que lo sucedido es un hecho aislado al proceso de vacunación contra el COVID-19 y que está en proceso de investigación a cargo de las autoridades competentes.

Por admin