En tragedia terminó un paseo familiar en un sitio recreacional en el municipio de Aguachica, donde un menor de seis años murió ahogado en una piscina para adultos.

Al parecer, en medio de un descuido de los adultos, el menor se sumergió en la piscina, y al percatarse el padre del hecho se lanzó a rescatarlo, tratando de reanimarlo, para luego trasladarlo al hospital José David Padilla Villafañe, en esa localidad, donde confirmaron que había fallecido.

Según trascendió, el menor había llegado sin signos vitales al centro asistencial, donde los médicos nada pudieron hacer. Las autoridades practicaron la inspección del cadáver del niño, trasladándolo a la morgue de Aguachica.

Frente a estas situaciones, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, Icbf, ofrece orientación a la familia afectada. El organismo informó que los accidentes caseros son absolutamente prevenibles, y se requiere reflexionar sobre estos, en el sentido de que cualquier situación por inverosímil que parezca puede representar un riesgo para los menores.

Los accidentes caseros con menores se registran de manera frecuente en el Cesar. La semana pasada, un niño de 8 meses de nacido resultó con quemaduras en su rostro en el corregimiento de La Loma, jurisdicción del municipio de El Paso, Cesar. En el mismo hecho, la madre del pequeño también recibió lesiones en su cuerpo.

Al parecer la mujer estaba preparando comida en una estufa eléctrica y recibió una descarga, siendo su reacción fue soltar el recipiente con agua caliente que tenía en las manos y este mismo le cayó al bebé.

Ambos fueron auxiliados y llevados a un centro asistencial cercano, posteriormente remitidos a una clínica en Valledupar, en donde se encuentran bajo observación médica.

Por admin