Al menos 21 personas murieron este martes, entre ellas 18 estudiantes, tres adultos y el atacante, en un tiroteo en una escuela de primaria de la localidad de Uvalde (Texas, EE.UU.).

El gobernador de Texas, Greg Abbott, entregó detalles de lo ocurrido en una rueda de prensa manifestando que el agresor, identificado como Salvador Romas, de 18 años, entró con un arma de mano y, posiblemente con un rifle de asalto en el centro Robb Elementary School, de la localidad de Uvalde, ubicado a unas 83 millas (133 kilómetros) de San Antonio, según versiones de testigos y videos optenidos por las cámaras de la institución educativa, el atacante «disparó y mató de manera horrible e incomprensiblemente» a 18 estudiantes y 3 adultos, manifestó el gobernador texano.

Salvador Román, autor del tiroteo en Texas

El saldo de fallecidos en el último reporte fue de 21 personas, según las autoridades, por su parte el centro sanitario Uvalde Memorial Hospital, apuntó en un comunicado en redes sociales que hay trece heridos, quienes por su estado han sido trasladados a sus instalaciones en ambulancias o autobuses, mientras que dos de las víctimas mortales ya habían fallecido antes de su llegada al hospital.

Del mismo modo el centro médico, University Health, tuiteó que está atendiendo a dos pacientes heridos por los disparos en ese colegio, un menor y un adulto, y que están siendo examinados.

Del atacante se supo que poco después de cometer la masacre, Ramos, que residía en Uvalde, fue abatido por agentes de la policía que acudieron al lugar de los hechos, agregó Abbott.

Por su parte la Casa Blanca no tardó en reaccionar y a través de su portavoz, Karine Jean-Pierre, tuiteó que el presidente del país, Joe Biden, ha sido informado de «la noticia horrible de un tiroteo de una escuela primaria en Texas». El mandatario «continuará siendo informado de manera regular conforme la información vaya siendo disponible», indicó Jean-Pierre.