En lo que va de este diciembre, se han reportado tres personas quemadas con pólvora en Valledupar, y otra en La Gloria, Cesar, donde persiste el uso de artefactos explosivos en medio de las festividades de fin de año, a pesar de las campañas de prevención de las autoridades.

El primer caso se registró en el corregimiento de Los Corazones, al norte de esta capital, donde un joven de 22 años resultó con quemaduras de tercer grado en la mano izquierda cuando manipulaba un volador.

El pasado 6 de diciembre, una mujer de 22 años sufrió laceraciones en el rostro y brazos al estallársele un tote en hechos ocurridos en el barrio 25 de Diciembre en Valledupar.

Y en La Noche de Las Velitas, un hombre de 25 años sufrió quemaduras y laceraciones en la mano izquierda, cuando manipulaba un artefacto explosivo en el barrio Villa Olga, siendo trasladado a un centro asistencial.

Recientemente se conoció la lesión de un menor de 16 años, a raiz de una explosión de un ‘tote’, que le produjo laceraciones en las manos en el municipio de La Gloria, Cesar.

La administración municipal hizo un llamado a la ciudadanía para evitar el uso de la pólvora en esta temporada, cuando suelen incrementarse los casos de personas lesionadas con la manipulación de artefactos durante las festividades.

“Con el objetivo de prevenir la comercialización y manipulación de pólvora en estas fiestas de fin de año, la Alcaldía de Valledupar, en coordinación con la secretaría de Salud, la oficina de Gestión del Riesgo y la Policía, trabajan en diferentes estrategias que buscan generar conciencia ciudadana, para evitar que se sigan presentando estos hechos”, indicó el gobierno municipal.

Por admin