La Contraloría municipal de Valledupar realizó una visita de inspección física a las obras de la malla vial ejecutadas por el Servicio Integrado de Transportes, SIVA, para verificar si las cantidades y calidad de las mismas están acordes con lo pactado en el contrato No 056 de 2019.

Dicho contrato por más de 20 mil millones de pesos, corresponde a la construcción de la malla vial y espacio público en el Centro Histórico de esta capital para la puesta en marcha del Sistema Estratégico de Transporte Colectivo en Valledupar, cuyas obras han sido cuestionadas por habitantes del área fundacional de la ciudad y por la Fundación Amigos del Viejo Valledupar, ONG encargada de la defensa del patrimonio histórico en esta capital, motivo por el cual los organismos de control adelantan acciones preventivas.

La Fundación Amigos del Viejo Valledupar, señaló que “es ampliamente debatida y cuestionada la calidad de las obras que la administración municipal recibió por parte del contratista y es inaceptable que dichas obras se entreguen a la comunidad, con tan preocupantes fallas en su calidad y estructura”.

El presidente de la entidad, Pedro Antonio Durán, indicó que “diferentes tramos presentan graves deterioros que evidencian la baja calidad de los materiales. Inmuebles que datan del siglo XVII y XVIII se han visto seriamente afectados a causa de las obras y es imperante que el contratista,  asuma la responsabilidad de las afectaciones, toda vez que,  esto debía prevenirse en la ejecución del contrato y es en extremo preocupante que cada vez que llueve,  el sistema de alcantarillado se rebose, representando un serio problema de salud pública”.

Cuestionó además que “el alcantarillado pluvial no tiene la capacidad suficiente para canalizar las aguas que terminan inundando las casas del Centro Histórico y en consecuencia poniendo en riesgo la vida de los que ocupan los inmuebles, así como la estabilidad estructural de los mismos y de la zona, que entre otras, ostentan una declaratoria de orden nacional como Patrimonio Cultural de la Nación”.

La Procuraduría también le puso la lupa a las obras del Centro Histórico y a los posibles daños ocasionados a las estructuras de las casas coloniales en el sector.

En tal sentido, el Ministerio Público solicitó a la gerente del Sistema de Transporte de Valledupar, SIVA, Katrizza Morelli, verificar e inspeccionar las residencias e inmuebles afectados en el Centro Histórico, por las obras que se han realizado en el lugar.

La Procuraduría Provincial en Valledupar, en su ejercicio por defender los intereses de la sociedad y de la ciudadanía en general, inició acciones preventivas por los posibles daños, al parecer por las excavaciones y vibraciones que se han realizado de manera continua en el sector, que se han causado en las casas coloniales del centro de la ciudad que datan su construcción desde los años 1.600 y son consideradas como patrimonio cultural.

Asimismo, los propietarios de las casas han informado no solo el agrietamiento de estas, presuntamente por el uso de maquinaria pesada para la realización de las obras durante largas horas del día, sino también, que la mayoría de las viviendas se han inundado, lo que se debe posiblemente a fallas en el alcantarillado pluvial y generando también olores fétidos desde las cañerías y por todo el vecindario.

La Procuraduría Provincial de Valledupar señaló a las autoridades locales “que con la Ley 397 de 1997 se buscó fijar procedimientos únicos para la protección y salvaguardia del Patrimonio Cultural de la Nación, cuya creación obedece a la necesidad de articular todo lo relativo a este, de una manera coherente y orientada, dándole prioridad al interés general sobre los intereses particulares”.

Por admin