La Fiscalía General de la Nación, a través de la Dirección Especializada contra la Corrupción, imputó a la exalcaldesa de Uribia (La Guajira), Cielo Beatriz Redondo Mindiola, como presunta responsable de los delitos de peculado por apropiación y falsedad ideológica en documento público.

Junto a la exalcaldesa también fueron imputados algunos funcionarios de su administración (2008 – 2011) y particulares, ellos son: el exjefe de recursos físicos de la Alcaldía de Uribia, Camilo Manuel Polo González; el exsecretario de Gobierno de Uribia, Víctor Manuel Mejía; y la contratista, Dailineth Torres Iguarán.

Los hechos investigados están relacionados con presuntas irregularidades en las fases precontractual, ejecución y liquidación del contrato 053 del 3 de diciembre de 2010, cuyo objeto era el suministro de víveres, alimentos y enseres para atender a la población Wayuu afectada por la temporada de lluvias.

El citado contrato, fijado en casi $50 millones, buscaba mitigar las necesidades de las comunidades de 21 corregimientos que quedaron incomunicados por vía terrestre, situación que generó una grave afectación para la seguridad alimentaria de niños, madres gestantes y adultos mayores.

Sin embargo, el material de prueba de la Fiscalía da cuenta de posibles anomalías como la elección directa del contratista, sin tener en cuenta los parámetros de la Ley 80 de 1993; no se hizo un censo del número de personas a beneficiar, ni se estableció la cantidad de mercados o los productos que los conformarían.

Adicionalmente, se habría certificado el ingreso de las ayudas al almacén de la Alcaldía de Uribia y la posterior entrega de los mercados a las comunidades indígenas, algo que no sucedió.

Por admin